>>DEATHS 2003        
     
         
Número Nombre Fecha de Fallecimiento SM Unidad
2003-42 Don John Gilfether 24 diciembre 2003 USA
2003-41 Don Jacinto Velasco Armentia 19 diciembre 2003 Colombia/Ecuador
2003-40 Don Jean Léonard Hubert Dorr 19 diciembre 2003 France
2003-39 Padre Louis Cazals  6 diciembre 2003 France
2003-38 Don Pierino Cagna  5 noviembre 2003 Italy
2003-37 Don Willy Schommer  26 septiembre, 2003 France
2003-36 Padre Akira Laurent Tsuda 5 septiembre 2003 Japan
2003-35 Don Abilio Fraile Ruiz de Ojeda 4 septiembre 2003 Madrid
2003-34 Don Pierre Didierlaurent 23 agosto 2003 France
2003-33 Padre Robert Lewandowski 13 agosto 2003 USA
2003-32 Don Charles Delavaud 10 agosto 2003 France
2003-31 Don Edward Prochaska 1 agosto 2003 USA
2003-30 Don George Schuster 26 julio 2003 USA
2003-29 Padre Bernard Stueve 26 julio 2003 USA
2003-28 Don Nicolas Matter 11 julio 2003 France
2003-27 Padre Melchor Alegre 11 julio 2003 Zaragoza
2003-26 Don Eugene Claret 9 julio 2003 Switzerland
2003-25 Padre Louis Reile 25 junio 2003 USA
2003-24 Padre Alphonse Sirlin 21 junio 2003 France
2003-23 Padre Joseph Knobloch 17 junio 2003 France
2003-22 Don José Jeremías Arroita Bilbao 10 junio 2003 Zaragoza
2003-21 Don Pierre Alphonse Freyburger 28 mayo 2003 France
2003-20 Padre Alberto Echeverría y Martín 13 mayo 2003 Zaragoza
2003-19 Don Wilhelm Kreutzer 7 mayo 2003 Austria/Germany
2003-18 Don ángel Gallo Renes 6 mayo 2003 Madrid
2003-17 Don Edouard Billmann 1 mayo 2003 Japan
2003-16 Don Fumikazu Paul Sugiyama 27 abril 2003 Japan
2003-15 Don Louis N. Schott 6 abril 2003 USA
2003-14 Padre François Isidore Heitz 4 abril 2003 France
2003-13 Don Marion T. Pietkiewicz 30 marzo 2003 USA
2003-12 Don Kikuichi Michel Matsuoka 21 marzo 2003 Japan
2003-11 Don Juan Antonio Régil Laiseca 16 marzo 2003 Zaragoza
2003-10 Don Arsène Volkringer 13 marzo 2003 France
2003-09 Padre José Ricardo Unzueta Aguirrezabala 5 marzo 2003 Madrid
2003-08 Don John Eugene Krus 4 marzo 2003 USA
2003-07 Padre Roger Ninféi 28 febrero 2003 France
2003-06 Don Joseph Edward Maly 9 febrero 2003 USA
2003-05 Don Louis T. Neugebauer 1 febrero 2003 USA
2003-04 Don Jesús María Puente Sanz 26 enero 2003 Madrid
2003-03 Padre Hideichi Augustin Kozasa 16 enero 2003 Japan
2003-02 Padre Antonio Farrás Esquivel 10 enero 2003 Madrid
2003-01 Don Charles A. Walke 10 enero 2003 USA
           

2003-42

La Provincia de los Estados Unidos de América recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano JOHN GILFETHER, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 24 de diciembre de 2003, en Dayton, Ohio, a los 90 años de edad y 71 de profesión religiosa.

John Peter Gilfether nació el 21 de agosto de 1914, en Cleveland, Ohio, hijo de John y Maud Gilfether, el primero de los tres hijos. John perdió a su padre a los cinco años. Su interés por los marianistas empezó en 1929 cuando entró en Cathedral Latin High School en Cleveland. John se graduó en Mount St. John Preparatory en Dayton en 1932 e hizo los primeros votos el 15 de agosto  de 1933. Sus votos definitivos los emitió en julio de 1937 en Honolulu, Hawai.

La carrera de John como profesor en los Estados Unidos desde 1930s hasta los primeros años de los 1960 le llevó a Pittsburgh, Honolulu, Dayton, Cleveland, Washington (D.C.), Brooklyn, Mineola, y Baltimore. Los años 1938-40, justo antes de la invasión de Pearl Harbor, enseñó a los hijos de los americanos en Japón en el Colegio San José en Yokohama. John obtuvo su título de Bachiller en Educación por la Universidad de Dayton en 1947 y su Master en Educación Religiosa por la Universidad Católica de Washington, D.C., en 1952.

En 1963, John se fue a Africa donde enseñó y ejerció su ministerio durante 18 años. Su primer destino fue la Escuela Secundaria de Nkhata Bay en Malawi. Nueve años más tarde empezó a enseñar Catequesis en el Seminario Mayor de Kachebere en Malawi y fue fundador y director del Departamento de Catequesis del Seminario. También enseñó en el Escolasticado marianista de Nairobi, Kenia. Durante su tiempo en Africa,  John formó parte del Grupo de Formación de la zona marianista africana y del centro de formación de los religiosos africanos. Fue el autor de varios escritos pedidos por la Congregación de la Propagación de la Fe del Vaticano.

John, de regreso a los Estados Unidos, ejerció diversos ministerios, entre ellos el Programa Marianista para la Familia en Cape May, New Jersey y St. John’s Home en Rockaway Park, Nueva York. Aficionadísimo al deporte, entrenó diversos equipos de campo a través en los colegios. “John era un entrenador muy exigente, entrenando los 365 días del año, lloviera o hiciera bueno” decía el marianista Jim Vorndran, que conoció a John desde los años ‘60. “Entrenó a los campeones de los estados de Ohio y Nueva York. Nadie podía tocar a sus equipos. Eran imbatibles.” Tres de sus antiguos deportistas portaron el féretro en el funeral el 27 de diciembre en la Capilla de la Reina de los Apóstoles en Dayton.

John sufrió durante décadas una artritis con soriasis muy dolorosa, pero nunca se quejó. “Estuvo siempre alegre, a pesar del sufrimiento,” dijo Jim Vorndran. “Ofrecía su sufrimiento por los demás. Siempre preguntaba por la salud de los otros en vez de preocuparse de la suya. Era un hombre de una gran fe.”

En el momento de su muerte, John vivía en la comunidad de Retirados Mercy Siena en Dayton. Damos gracias a Dios por John, por su vida, sus dotes de educador y su amor a la Compañía de María.

2003-41

La Región de Colombia-Ecuador recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano, JACINTO VELASCO ARMENTIA, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 19 de Diciembre de 2003, en Santa Fé de Bogotá, Colombia, a los 87 años de edad y 70 de profesión religiosa.

Jacinto Velasco Armentia,  hijo de Aquilino y Baldomera nació en Montoria (Alava) el 10 de febrero de 1917. Ingresó al Postulantado de  Escoriaza el 28 de Septiembre de 1929 Emitió sus  primeros votos como religioso marianista en Elorrio el 10 de Julio 1934. Durante la guerra civil española fue movilizado y sirvió en el Regimiento Zamora y en el Regimiento San Marcial. Pocas cosas contaba D. Jacinto de su experiencia bélica, pero debió comer tal cantidad de sardinas enlatadas que en el resto de su vida no las quiso volver a probar. Terminó y fue desmovilizado el 26 de Diciembre de 1939. Emitió sus votos perpetuos en Escoriaza el 15 de Agosto de 1942.

D. Jacinto, excelente profesor y administrador educativo, inició sus actividades docentes en 1937 como profesor de párvulos en Cadiz. En 1940 fue profesor de Ingreso en Madrid. Desde 1942 hasta 1956 fue profesor  y posteriormente Subdirector del Colegio de San Sebastián. En 1957 realizó su segundo Noviciado en Castelgandolfo. En 1958 fue nombrado director del Escolasticado de Zaragoza. En 1960 regresa a San Sebastián donde vuelve a ser nombrado Subdirector del Colegio. En 1964 fue nombrado Director del Colegio de Zaragoza.

Llegó a Colombia el 22 de Noviembre de 1967 destinado al Colegio Interparroquial del Sur Santo Cura de Ars (CISSCA). Jacinto y la comunidad marianista que iban a asumir la dirección académica, espiritual y económica de ese Colegio, perteneciente a la Fundación San Antonio de la Arquidiócesis de Bogotá, recibieron el colegio casi en ruinas. Los primeros trabajos de arreglo de la planta física (desde vidrios hasta pisos pasando por pintura) fueron hechos por la misma comunidad marianista. En esa obra del CISSCA pasó Jacinto 20 años de dedicación incansable  al Colegio. Unas etapas como rector, otras como profesor y siempre como Administrador; fue el alma de esa obra desde 1967 hasta que se jubiló en 1987.

El 13 de Noviembre de 1982 fue atropellado por un bus urbano en pleno centro  de Bogotá. El accidente fue muy grave y Jacinto andaba solo. Solamente la protección de la Virgen y sus inmensas ganas de vivir permitieron que saliera plenamente recuperado de aquel accidente. Desde que en la incipiente Unidad de Colombia se empezaron a llevar las cuentas de la Economía, Jacinto fue el Administrador, primero de la Unidad y luego de la Región. En 1999 dejó la responsabilidad principal de la Economía para pasar a ser el ayudante del Administrador Regional.

Al jubilarse de la educación en 1987 paso a la Comunidad de la Magdalena de la que fue Superior durante todos los años que la Regla de Vida permite y algunos más. En 1995 fue operado de ambas caderas, operación de la que salió muy bien aunque la recuperación fue lenta. En ese mismo año  se le detectó un mieloma múltiple que pese a los tratamientos de quimioterapia, primero enviados por el P. Artadi desde Suiza y luego conseguidos en el país,  fue poco a poco debilitándole.

A lo largo del año 2003 este debilitamiento se fue haciendo más notorio. Fueron alargándose los tiempos de sopor. El miércoles 17 de diciembre pasó todo el día en cama, casi sin pronunciar palabra; el 18 ya parecía tener dificultades para reconocer a las personas y el viernes 19 a las 10 y 10 de la noche el patriarca de los marianistas en Colombia pasó a las manos del Padre.

2003-40

La Provincia de Francia recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano, JEAN LÉONARD HUBERT DORR, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 19 de Diciembre de 2003, en Antony, a los 73 años de edad y 54 de profesión religiosa.

Jean Dorr nació el 30 de mayo de 1931, en la Calamine, (Provincia de Lieja), en Bélgica. A través de un ahijado de su madre, profesor en St Ambroise de Lieja, establecimiento dirigido por los marianistas, Jean se orientó hacia el postulantado de Rèves en septiembre de1943. Dotado de una inteligencia práctica y de una habilidad manual en el trabajo de la madera, fue confiado a un carpintero de Sart-à-Rèves para aprender con él la carpintería. En septiembre de1948, comienza su noviciado en Francia en Antony, en la región de París. Este período de formación era de un año pero los futuros hermanos obreros lo prolongaban seis meses. El 20 de marzo pronuncia los primeros votos en La Tour de Sçay (departamento de Doubs), adonde se había trasladado el noviciado en septiembre de 1949.

Terminó su formación profesional al lado de un hermano obrero, Charles Theissen, en el Colegio Fénelon de la Rochelle (Charente Maritime), de 1950 a 1952. Terminada su formación irá a Bélgica. Es en Rèves donde va a pasar la primera parte de su vida activa, con una interrupción de 18 meses de servicio militar (1954-56). Pero sus talentos multiformes, su habilidad manual, su sentido del contacto hacen que su actividad no se quede reducida al taller: presta múltiples servicios, como buen hermano obrero, para el mantenimiento de la casa al servicio de los alumnos del colegio Ste Marie, en donde asegura el trasporte escolar, de los hermanos de comunidad, de los profesores del Institut Ste Marie. Asegura además las funciones de enfermero tanto en el colegio, que cuenta con numerosos alumnos, como con los hermanos.

El año 1980 supuso un cambio de vida para Jean. Junto con el P. Robert Witwicki y Pierre Zians, forma parte del equipo fundador del sector parroquial de Jauche. Comienza una nueva etapa en su vida: la acción pastoral en el seno del grupo parroquial y sobre todo después de una formación como « ayuda al anciano » en Brúcelas, la visita y el cuidado de las personas de edad y enfermas, dando una orientación nueva a las actividades de nuestro hermano. « Mi vida cambió totalmente, confiaba recientemente Jean a un pariente, me he realizado en esta vocación de ayuda al anciano durante los 15 años pasados en Jauche y en los pueblos vecinos ».

En 1996, aprovecha su paso a la jubilación oficial para hacer un año sabático consagrado a una formación de cuidados paliativos, en Villejuif, en el suburbio de París, y es de nuevo en Jauche, donde trabajará en el cuadro de los cuidados de enfermería a domicilio, en las visitas a las personas de edad y enfermos. Nombrado para la casa St Jean d’Antony en 1999, se ocupará con mucha competencia y entrega de sus hermanos de edad enfermos, disminuidos u hospitalizados.

En noviembre de 2001, tras un estado de fatiga y de dificultades digestivas, una intervención quirúrgica permite descubrir un cáncer de intestino. Pero la intervención es ya demasiado tarde. El mal ha hecho su obra, el cáncer se ha generalizado rápidamente atacando sobre todo el hígado. Después de dos años de cuidados y de meses de sufrimientos, Jean nos deja algunos días antes de Navidad después de haber soportado el mal y el sufrimiento con un valor ejemplar.

2003-39

La Provincia de Francia recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano LOUIS CAZALS, sacerdote, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 6 de Diciembre de 2003, en Lavaur, a los 94 años de edad y 77 de profesión religiosa.

Louis Cazals, el más joven de una familia de 5 hijos, nació el 4 de abril de 1910 en Camps-Lagrandville (Aveyron); dos de sus hermanas son religiosas: Lucía, que tiene ahora 95 años, es Marianista en la comunidad de Auch. En 1922, él entró en la escuela Sainte-Marie de Montauban, dirigida por los marianistas; se trata  de un postulantado. En 1926, va al noviciado en Saint-Rémy-Signeuls (Bélgica) y hace sus primeros votos el 12 de septiembre de 1927.

Después del tiempo de formación, en 1931, es destinado a la comunidad marianista de Túnez; y comienza su carrera de profesor. Durante el año 1932-1933, hace su servicio militar en Túnez, donde permanecerá todavía un año. Después de un año en Burdeos, es admitido al seminario de Friburgo (1935-1939); es ordenado el 15 de agosto de 1938. En 1939, es movilizado, pero será licenciado a causa de su salud. De 1939-1943, es profesor y subdirector en Stanislas de Cannes; de 1943 a 1946, de nuevo en Burdeos-Caudéran.

En 1946 es nombrado Director del colegio marianista Stanislas de Cannes, puesto en el que permanecerá durante  20 años. Guardará siempre un recuerdo preciso de las actividades realizadas en este colegio tan querido. Durante estos últimos años pasados en Fiac, cuántas veces no habrá evocado tal o tal recuerdo de este período, al hojear los álbumes de fotos. Después de veinte años de director pasó el testigo al P. Beaud y fue al colegio Grand Lebrun (Burdeos) hasta 1969. Luego, durante 4 años, será el capellán en el colegio de Réquista, en Aveyron.

En 1973, es destinado a Fiac, como superior de la comunidad y párroco. Tomó muy a pecho sus nuevas funciones y se dedicó de lleno a la parroquia de Fiac: ha hecho « restaurar » la iglesia, se ha ocupado de la catequesis, de los monaguillos. Cuántos recuerdos grabados en su memoria que se complacía en recordar a los que en estos últimos años venían a hacerle una visita.

En 1985, por razones de salud, pide ser liberado del ministerio parroquial: el P. Jean-Marie de Miscault le ha remplazado; pero, nos dice el P. Cazals, « se marchó antes que yo ». En el mes de abril de este año 2003, el P. Cazals se vio muy afectado por la muerte del P. Isidore Heitz: pierde un cohermano, un amigo, un confidente: « era yo el que tenía que partir y no él… »

El peso de la edad se hace sentir: Louis Cazals no sale apenas de su habitación. El 10 de noviembre por la tarde, cae repetidas veces. El 11 de noviembre es hospitalizado en Lavaur por problemas cardíacos… Esta inmovilización en un lecho del hospital ha sido una gran prueba para él. Sus fuerzas disminuyen y se da cuenta de ello: « estoy anonadado…Es el final ». El 27 de noviembre por la tarde tras una hemorragia, se le pone en « cuidados intensivos ». El 28, tras recibir la unción de los enfermos, a pesar de su gran fatiga, expresa su alegría: « Soy  feliz… Recibo el sacramento de los enfermos... soy muy feliz. Dios te salve, María…. Ruega por nosotros, ahora y en la hora de nuestra muerte. Soy feliz… ». Encuentra de nuevo la serenidad, la paz. A un sacerdote de la parroquia que le visitaba al día siguiente le dijo: « Es el día más hermoso de mi vida », y cuando le soltó la mano, se puso a gritar con una voz débil: « ¡El cielo! ¡El cielo! ¡El cielo! »

Estos últimos días iba  de nuevo relativamente mejor; el viernes 5 de diciembre, la víspera de su muerte, parecía en plena forma, incluso bromeando; deseando volver a su comunidad en Fiac. Me decía: « Me llevas… ¡Si tú no me llevas, llamo un taxi! » Durante la mañana del sábado 6 de diciembre su estado se agravó rápidamente; la responsable de la capellanía del hospital nos avisó. Dos hermanos de la comunidad estaban a su lado cuando el Señor lo llamó a sí.

2003-38

La Provincia de Italia encomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano, PIERINO CAGNA, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 5 de noviembre de 2003, en Verbania-Pallanza (Italia), a los 90 años de edad y 74 de profesión religiosa.

Pierino Cagna nació el 26 de marzo de 1914 en Lu Monferrato, provincia de Alessandria; un pueblo que ahora tiene poco más de 2000 habitantes conocido en todo el mundo porque ha dado a la Iglesia centenares de vocaciones religiosas. Entre éstas encontramos un hermano di Pierino, S.E. Mons. Mario Cagna, Arzobispo, fallecido en 1986: después de diversos servicios diplomáticos en Holanda, Italia, y Perú, Mons. Cagna fue enviado por el Papa como pronuncio apostólico en Japón, primer nuncio en Yugoslavia, después nuncio en Austria, promotor de la ostpolitik de distensión con los países comunistas.

Después de ir a la escuela elemental en su pueblo, en 1926 entró en el postulantado  de Pallanza para seguir los estudios de bachillerato. El 12 agosto de 1929 va al noviciado de St. Remy Signeulx con el padre Maestro Joseph Schellhorn, del cual conservó toda la vida un devoto recuerdo. En St Remy emitió los primeros votos el 12 septiembre de 1930, en la fiesta del Santo Nombre de María y hará los votos perpetuos en Antony el  23 de agosto de 1936.

El resto de su vida, año tras año, lo pasará en la comunidad de Roma y de Pallanza; en ésta permanecerá definitivamente durante 40 años trabajando en la secretaría del Istituto S. Maria. Pero en 1992, al ser su salud un poco débil, se trasladó a la comunidad de Villa Chaminade, siempre en Pallanza. Pierino vivió sus últimos años en el recogimiento y en la oración, acompañando el canto litúrgico como organista. Religioso ejemplar, bueno, amigo de los alumnos pequeños y mayores, ha pasado los últimos años cuidando su salud un poco delicada que lo ha debilitado progresivamente.

Las palabras conclusivas de la homilía del Provincial en la iglesia parroquial de Pallanza, durante la Eucaristía del funeral describen bien la vida de nuestro cohermano que nos ha dejado el 5 de noviembre de 2003: "Querido hermano Pierino, gracias por tu testimonio de amor a Dios que está presesente en nosotros gracias a tu vida sencilla, vivida en la cordialidad con los cohermanos, con tus alumnos y con tantas personas amigas. Gracias por tu dedicación expresada en los diversos trabajos que has realizado durante tu larga vida. Tu vida, ofrecida totalmente al servicio de Dios en alianza con María, ha contribuido a realizar en el corazón de las personas que has encontrado, la luz del día de la resurrección, el día de la vida eterna, el día de la plenitud del amor".

2003-37

La Provincia de Francia recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano WILLY SCHOMMER, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 26 de septiembre de 2003, en Rèves (Belgium), a los 90 años de edad y 72 de profesión religiosa.

Willy Schommer est né le 12 février 1914, à Amel (Amblève). Il était le troisième de quatorze enfants. L'un d'eux est mort en bas âge, un autre fut tué sur le front en Russie et un troisième mourut victime d'un accident de forêt. La famille, très unie, aimait à se retrouver souvent et Willy, quand il pouvait prendre part à ces rencontres, y trouvait beaucoup de joie. Ses neveux et nièces avaient beaucoup de plaisir à écouter les histoires qu'il savait si bien raconter. Ils l'appelaient " Märchenonkel ", l'oncle aux histoires. A l'âge de 14 ans, habité par un grand amour du Seigneur, il rejoignit le postulat de Rèves. Il entra au noviciat de St Remi-Signeulx le 11 septembre 1931; il fit ses premiers voeux le 12 septembre 1932 et sa profession perpétuelle, à Antony, le 28 août 1938.

Au bout de trois ans de scolasticat, à Rèves, il obtint le diplôme d'instituteur primaire au Jury Central (jury d'Etat), le 27 août 1935. Il fut alors envoyé à Chimay, où il resta jusqu'en 1946. Il y vécut les années de guerre, une période marquante de son histoire. La communauté cacha les machines de l'imprimerie des Trappistes pour les sauver de la confiscation par les Allemands. En ces années de restrictions alimentaires, Willy apportait au menu de la communauté et des amis, de jeunes corbeaux qu'il dénichait dans les bois : ils étaient servis comme pigeonneaux. Il dut aussi passer dans la clandestinité, pour éviter d'être enrôlé dans l'armée du Reich, car sa région natale avait été annexée par la puissance occupante. Il trouva abri à Rèves où, sous le nom de Monsieur Dumont, il vécut les jours mouvementés de la Libération. Il rentra alors à Chimay.

En 1946, le collège épiscopal de Chimay reprit comme section préparatoire, l'école primaire des Frères. La population et les anciens élèves de Chimay lui ont gardé un fidèle souvenir. Willy passa ensuite une année scolaire à l'école St Ambroise de Liège. Le 15 septembre 1947, il se retrouve à Rèves où il enseignera jusqu'à sa retraite, en 1976. L'Institut ouvrait alors un pensionnat et, en 1948, la section d'études secondaires. Willy fut chargé d'une classe à plein temps et de la responsabilité de l'internat pour la section primaire. Maître exigeant, il obtenait  discipline rigoureuse et travail sérieux : silence, attention, écriture lisible et soignée. Sa devise était : "une écriture lisible signifie moitié moins de fautes". Les études du soir étaient longues; elles se déroulaient en deux temps : devoirs et leçons, une courte récréation, puis un temps de lecture sur fond de musique classique. S'il fallait punir, pas de copies ou "de lignes" plutôt des travaux d'entretien à faire, avec lui, dans le parc. C'était bien plus gai. L'année scolaire se terminait par un grand jeu et un feu de camp. Il trouvait aussi le temps d'animer une chorale ; qui existe encore jusqu'à nos jours.

Avec un enseignant et son épouse, Richard et Lucie Henriet, avec l'aide des jeunes religieux, il lança "le Camp de Rèves" : il en fut l'animateur  pendant près de 50 ans. Il fut aussi  l'homme des grands travaux ; drainages, aménagement du terrain de football, renforcement des berges de l'étang, abattage d'arbres entretien du parc et du bois toujours à la tache.

Après sa retraite, il se lance dans la recherche de l'histoire locale et l'animation du cercle historique RODAVA : un musée fut instauré, un revue fut lancée pour faire revivre le passé et promouvoir l'union entre les habitants de la localité. Ses dernières années furent pénibles : sa vue, déjà faible, baissait, sa surdité devint de plus en plus forte. Il vécut la dépendance physique comme une déchéance. Mais ses facultés intellectuelles restèrent étonnantes. Evoquant des souvenirs anciens, il savait y joindre une remarque caustique bien placée. Il ne supportait pas des discussions quelque peu vives.

Il envisageait la mort avec sérénité et parlait régulièrement du jour présent comme de sa dernière journée. Sa foi et sa piété étaient profondes et solides. Il est mort d'un arrêt cardiaque, après une journée passée sans que rien ne laisse prévoir cette issue. Nous confions à la bonté du Père ce dévoué serviteur de Marie. Il nous montre le chemin. Qu'il soit aussi celui qui nous assiste.

2003-36

La Región de Japón recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano, AKIRA LAURENT TSUDA, sacerdote, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 5 de septiembre de 2003, en Kinnami, a los 77 años de edad y 50 de profesión religiosa.

El P. Laurent Tsuda nació el 2 de enero de 1927 en Yokohama, Japón. Era el cuarto de ocho hijos y  entró en « Saint Joseph College » de Yokohama en 1948 donde tuvo su primer contacto con el cristianismo gracias a los marianistas de este colegio y recibió el bautismo el 8 de abril de 1950. Fue a continuación al postulantado marianista de Tokio. La vida en común con otros postulantes de 12 a 17 años debió ser difícil para él, que tenía ya 23 años. Fue admitido a la Facultad de Filosofía de la Universidad Sofía en 1951 para terminar sus estudios en 1956. Entretanto hizo su noviciado en Kiyose, donde emitió sus primeros votos el 25 de marzo de 1954.

 Terminada su formación en Tokio, trabajó como profesor en el colegio Taisei de Fukuoka durante un año y medio, al final del cual hizo sus votos definitivos el 31 de julio de 1957 y fue enviado a Friburgo para sus estudios de teología. Fue ordenado sacerdote el 17 de julio de 1960 y después hizo estudios de Psicología de septiembre de 1961 a mayo de 1962 en la Universidad de Dayton, USA.

 De vuelta a Japón, trabajó como capellán y profesor en los colegios de Gyosei (Tokio), Kosei (Sapporo) y Meisei (Osaka). En 1968, fue nombrado director del Liceo superior de Kosei, donde permaneció durante dos años. En 1971, a raíz de una petición del Arzobispo de Yokohama, aceptó la dirección del Seminario menor diocesano de Yokohama. Desde 1975, trabajó como superior de la comunidad en Kannami, casa de ejercicios, del jardín de infancia de Gyosei y de la comunidad Chaminade. Durante el tiempo que la SM estuvo encargada de la parroquia de Yamato (de la diócesis de Yokohama), trabajó en ella como coadjutor.  Fue también nombrado en julio de 1993 capellán del “Saint Joseph International College” de Yokohama donde trabajó durante un año. Fue capellán de la comunidad Kaisei (Nagasaki) durante dos años desde octubre de 1994, y en la comunidad de Kannami a partir de 1996 hasta su muerte. Al mismo tiempo fue capellán de las Religiosas Trapistas de Hakodate.

 Tuvo asma cuando era director del Seminario Menor de Yokohama, y desde entonces sufrió de esta enfermedad hasta el final. Simplemente el aire contaminado le producía ya una crisis. Por esta razón prestaba mucha atención a su salud. Durante el desayuno del 5 de septiembre, sintió un dolor en el pecho y en los hombros, lo que le llevó a consultar a su médico. Mientras esperaba el resultado después de hacerle un electrocardiograma, cayó y entregó su alma a Dios. Era un infarto agudo de miocardio.

 La puesta en marcha de una comunidad laica marianista perteneciente a la comunidad religiosa de Mariazan había sido decidido hacía poco; él estaba muy  contento de acompañar ese grupo. Nuestra tristeza ha sido muy grande. Pero los caminos de Dios son muy diferentes de nuestros caminos. Dios nos lo dio, Dios se lo llevó. Bendito sea su Santo Nombre.

2003-35

La Provincia de Madrid recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano ABILIO FRAILE RUIZ de OJEDA, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 4 de septiembre de 2003, en Madrid, a los 81 años de edad y 65 de profesión religiosa.

D. Abilio Fraile nace el 10 de febrero de 1923, en Pisón de Ojeda, en la Provincia de Palencia, un pequeño pueblo que él siempre pondera como casi el mejor que hay en España. En sus documentos personales, describe su infancia como una etapa feliz, pícara y revoltosa. Ingresa en el Postulantado de Escoriaza en septiembre de 1934. Realiza el noviciado en Elorrio y profesa por primera vez el 10 de julio de 1939 en el mismo Elorrio. Continúa sus estudios en Vitoria. Unos años más tarde, en 1953 completa su Licenciatura en Filología Románica en la Universidad de Salamanca.  Antes en 1947 ha realizado su profesión perpetua.

En sus muchos años de labor educativa ejerce su misión como profesor en los Colegios de Vitoria, Madrid (El Pilar), San Sebastián, Cádiz, Valladolid y Jerez de la Frontera. Es fundador y primer director del Colegio del Pilar de Pola de Lena, en Asturias y Director del Instituto Nª Sª del Pilar de Tetuán (Marruecos). De 1968 a 1974 dirige Ediciones SM, editorial dedicada a la producción de libros de texto para los alumnos de los colegios españoles privados y públicos. Desde el 84 al 86 trabaja en Perú en el Instituto Superior Pedagógico “José Jiménez Borja”, y acompaña en su residencia a D. Oscar Alzamora SM Obispo de la diócesis.

D. Abilio es una persona vitalista, optimista por naturaleza. Habla con frecuencia de su pasado, de los lugares en que ha trabajado, de sus personas, de los problemas que ha tenido que resolver. Lo hace siempre viendo los aspectos positivos de la realidad y satisfecho de lo que ha realizado.

Es muy aficionado a la historia de España, intenta transmitir en su entorno esa misma afición. Vive los análisis históricos con entusiasmo, está orgulloso del país en que vive: aún en sus últimos años continúa a pesar de su edad siendo el organizador y guía de las excursiones que realiza su comunidad, la Parroquia de Santa María del Pilar y los religiosos jubilados de la Provincia. Admira a todos con su vigor, la agilidad mental que refleja su palabra y la claridad de sus ideas; y tiene en estos momentos casi 80 años.  También continúa su trabajo en los archivos provinciales. Ha sido responsable de ellos desde 1988 y ahora sigue colaborando aunque no tenga ya la responsabilidad máxima.

El 7 de agosto, después de desayunar con normalidad, siente un profundo dolor en el estómago. En el hospital le diagnostican inicialmente una pancreatitis, que más tarde descubren está causada por un tumor en el estómago. Los médicos realizan una operación de urgencia el miércoles 27. Constatan que la situación es irreversible. En cuanto él es consciente de la gravedad de su estado, acepta plenamente la proximidad de su muerte y ofrece su vida a Dios. Quiere recibir el sacramento de la reconciliación pero se considera incapaz por su debilidad de hacer su examen de conciencia. El P. Enrique Aguilera, superior de su comunidad, le da la absolución y él confía en la bondad de Dios. Quiere comulgar, aunque solo puede hacerlo tomando una pequeña partícula consagrada. Pide a sus hermanos que le recuerden en la Eucaristía, en especial en el ofertorio, porque quiere ofrecer su vida a Dios. Después de una estancia de casi un mes en el hospital de San Camilo en Madrid fallece en las primeras horas del día 4 de septiembre. Pocos momentos antes, en la Eucaristía celebrada en la comunidad de la Administración Provincial se hace mención explícita de su nombre en el ofertorio. Aunque ya sabemos que su estado es muy grave no nos imaginamos que nada más salir de la capilla vamos a recibir la noticia de su fallecimiento.

El funeral se celebra al día siguiente, en la fiesta de María Reina de los Apóstoles. En él damos gracias por una vida llena de alegría y optimismo y enteramente entregada a la misión.

2003-34

La Provincia de Francia recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano, PIERRE DIDIERLAURENT, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 23 de agosto de 2003, en Colmar, a los 78 años de edad y 59 de profesión religiosa.

Pierre Didierlaurent nació el 10 de agosto de 1926 en La Bresse, en los Vosgos, población bien conocida de los Marianistas, hermano gemelo de Paul. La familia DIDIERLAURENT fue aumentando poco a poco: fueron cuatro chicos y dos chicas que crecieron en un ambiente de lo más cristiano. La Bresse tenía entonces siete escuelas privadas de barrio que el párroco tenía el pesado deber de sostener. Pierre y Paul frecuentaron al lado de la Iglesia, la Escuela del Centro, confiada a los Marianistas. Numerosas vocaciones surgieron en contacto con los Hermanos. Fueron muy marcados por los directores M. Guth y sobre todo M. Herrbach. Nada de extraño que en un tal ambiente la llamada del Señor se hiciera escuchar por parte de Pierre, que fue al postulantado de La Tour de Sçay, cerca de Besançon donde permaneció cuatro años bajo la dirección del P. Louis Guinchard y de M. Alphonse Jud. Era un período de restricciones bastante austero en el que los jóvenes de edad escolar no eran excesivamente mimados.

En septiembre de 1943, Pierre fue al noviciado de Burdeos; allí hizo sus primeros votos el 12 de septiembre de 1944. Permaneció un año en St. Dié, y después un año en St. Claude. Después del servicio militar, Pierre fue a la comunidad de Colmar, el 22 de agosto de 1948 de donde no se movería hasta septiembre de 2001, salvo algunos meses de segundo noviciado en Roma al principio de su estancia en Colmar.

La vida activa de Pierre en Colmar fue muy variada e intervino en muchos dominios profanos y religiosos. Fue prefecto en el internado y enseñante en clase de certificado de estudios. Pero lo esencial de su actividad estuvo dedicada a la enseñanza religiosa, a la catequesis: enseñanza precisa, madurada en la lectura y la oración. Lleno de experiencia, Pierre ha animado durante muchos años las reuniones de las Fraternidades Marianistas; eran momentos de encuentros muy esperados y enriquecedores. Durante varios años, se ocupó con precisión y entrega de la difusión de la revista « Marianistes ».

Lo que llama la atención en la vida religiosa de Pierre, señala un colega, es la coherencia entre el « ser y el hacer ». Su vida de oración reglamentada no ha sido un conformismo rígido a la Regla, sino una expresión natural de su vida religiosa. Esta vida de oración continuará ahora en el cielo bajo la forma de intercesión por todos los que habrá conocido y amado aquí abajo, sobre todo los miembros de su familia natural y de su familia religiosa.

Pierre Didierlaurent acaba de dejarnos. No de la manera insidiosa que uno se podía esperar de una persona que estaba afectada de una larga y progresiva enfermedad. Su estado se agravó súbitamente hace algunos días, dejando prever un final rápido e inesperado. Falleció el 23 de agosto, algunos días después de su 77° aniversario.

2003-33

La Provincia de los Estados Unidos de América recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano ROBERT LEWANDOWSKI, sacerdote, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 13 de agosto de 2003, en Osage Beach, Missouri, a los 72 años de edad y 52 de profesión religiosa.

Robert Lewandowski nació el 25 de enero de 1932 en Milwaukee, Wisconsin. Era el único hijo varón de Jan y Martha Konstancza Lewandowski. Sus tres hermanas, una de las cuales también se haría religiosa, lo cuidaron con mucho cariño.

Bob, como familiarmente se le llamaba, se graduó en Don Bosco High School in Milwaukee, ingresando en el noviciado de Galesville, Wisconsin, en agosto de 1950. Hizo sus primeros votos el 15 de agosto de 1951, continuando sus estudios en Maryhurst, St. Louis. Al año siguiente se trasladó a la Universidad St. Mary's en San Antonio donde se licenció en Inglés en 1954.El 15 de agosto de 1956 hizo los votos perpetuos en Galesville, Wisconsin.

Sus primeros pasos como profesor -  de inglés, latín y religión -  fueron en St. Louis, en los colegios McBride High School y St. Mary's High School. En el aula era conocido tanto por su buen corazón como por saber enseñar de modo entretenido. El 1960 comenzó sus estudios en el seminario de Friburgo, siendo ordenado sacerdote en marzo de 1964. Durante los diez años sucesivos, Bob siguió trabajando como docente en el Assumption High School en East St. Louis, en St. Mary's en St. Louis, y en  Don Bosco High School y en  Thomas More High School en Milwaukee.  Asistía, durante los veranos a cursos en la Loyola University en Chicago, donde obtuvo un master en Pastoral.

En 1974 se produjo un cambio fundamental en su vida cuando comenzó a trabajar a tiempo completo en el ministerio parroquial, primero como Vicario Parroquial en la Parroquia Our Lady of the Pillar en St. Louis. Durante ese tiempo el P. Bob fue director espiritual de muchas personas y entre ellas de muchos adictos al alcohol u otras drogas.  Se inspiró en algunos de los programas que existían para vencer esas adicciones, para ayudar al crecimiento espiritual de jóvenes y adultos.

En 1981, Bob fue trasladado a Texas para trabajar como Vicario Parroquial en Our Lady of the Rosary, en San Antonio. Entre 1983 y 1990 fue nombrado Párroco en Our Lady of the Assumption en Fort Worth. Durante los 13 últimos años de su vida, Bob ha  colaborado en actividades pastorales en el área de Dallas-Fort Worth. Ha sido capellán en la University of North Texas, en la Texas Women's University y en la University of Texas en Arlington. "Los estudiantes lo querían y lo respetaban mucho; veían en él la figura de un padre que les quería" dice el Hno. Schlund. Apasionado de la pesca, era conocido  el  encuentro " El Pescado Frito del P. Bob", que organizaba anualmente  para promover vocaciones entre los estudiantes del Catholic Campus Center.

El P. Bob fue un miembro muy activo en la St. Mark's Catholic Church en Denton. "Tanto los estudiantes como los parroquianos le querían mucho", dice Mary Birden, un miembro activo de la parroquia de San Marcos, y coordinadora del voluntariado. "Se preocupaba por todo el ser de la persona, no solo por su vida espiritual".

En las primeras horas del 13 de agosto, mientras estaba visitando a un amigo en el Lago de Ozarks, en Missouri, el P. Bob, como consecuencia de sus problemas de circulación,  sufrió dos severos ataques de corazón  que acabaron con su vida. Descanse en paz.

2003-32

La Provincia de Francia recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano, CHARLES DELAVAUD, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 10 de agosto de 2003, en Antony, a los 82 años de edad y 65 de profesión relilgiosa.

Charles Delavaud era originario de Beauvoir sur Mer (Vendée), una región que conserva fuertemente sus tradiciones y vínculos con sus antepasados. Nació el 30 de agosto de 1921 en una familia muy cristiana.  La escuela de niños en Beauvoir estaba dirigida por religiosos marianistas los cuales descubrieron muy pronto en su joven alumno un corazón generoso y una fe profunda. Animado por sus padres, ingresó en el postulantado de Antony, dependiente en aquel momento de la Provincia de Paris, donde vivió desde 1933 a 1937. Durante el curso 1937-1938 hizo el noviciado en St Rémy (Bélgica), pronunciando sus primeros votos el 24 de septiembre de 1938. Su formación continuará en el escolasticado de Rèves, hasta el año 1940.

En mayo de 1940, y debido a la invasión alemana de Bégica, Charles y otros religiosos y novicios tuvieron que refugiarse en St Thégonnec, en Bretaña. Allí, al igual que luego en La Rochelle, aprendió el oficio de sastre. En 1943 fue deportado a Alemania, en Pomerania, para realizar lo que llamaban el S.T.O. (Servicio de Trabajo Obligatorio) y al que los alemanes enviaban a los jóvenes franceses nacidos en los últimos 20 años y que, debido a la ocupación, no habían realizado el servicio militar. Este tiempo en tierra extranjera marcó profundamente al joven religioso, dejándole secuelas en su salud que, siendo  ya precaria,  empeoró por las privaciones que tuvo  que padecer.

A su regreso a Francia, los superiores quisieron desarrollar las habilidades de Charles como sastre y lo enviaron a Merville (Nord)  a que siguiera su aprendizaje en el oficio junto a un acreditado sastre que conocía bien a los marianistas. Nuestro hermano aprovechó bien esa oportunidad y se convirtió en un sastre de gran calidad al que todas las comunidades marianistas acudían y cuya reputación se extendió incluso fuera de Francia. Trabajó en la Administración General, en Nivelles, Bélgica,  antes del traslado de aquella a Roma, y luego en Rèves, Fribourg ( Villa St. Jean y el seminario),  Antony y Roma, donde estuvo en períodos largos que le permitieron  combinar  su trabajo profesional con la posibilidad de gozar de los tesoros  arquitectónicos, artísticos, históricos y religiosos de la Ciudad Eterna. Charles estaba dotado de una gran sensibilidad y su alma de artista sabía vibrar con todas las manifestaciones de la belleza: lo mismo se extasiaba ante una obra de arte, que vibraba en un concierto del coro de la Capilla Sixtina, que disfrutaba confeccionando hermoso trajes para los religiosos, o sotanas para los sacerdotes marianistas de Roma o de Suiza.

Desde 1986, de regreso a Antony, se ocupó de seguir "vistiendo" a los religiosos de las tres comunidades de la región parisina que solicitaban sus servicios. Muchos religiosos disfrutaban yendo a visitarle a su taller situado en la planta baja de la Maison Chénier. Él también disfrutaba mucho con esas visitas. Su lugar de trabajo era muy curioso y bello: dos pequeños loros de plumaje azulado revoloteaban sonoramente con toda libertad por el local decorado con tarjetas postales procedentes de toda Europa y de otras partes del mundo que sus amigos le enviaban. El "señor del lugar" recibía allí, luciendo su traje de faena, en su mesa de trabajo.

Las obras que hubo que realizar en la Maison Chénier para transformarla en la casa de acogida Foyer Chaminade le afectaron enormemente. Fue para él un gran desgarro tener que abandonar ese local. Algo se rompió en su interior e hizo que Charles se encerrara un poco en sí mismo, al tiempo que su salud se degradaba.

El 10 de agosto Charles nos ha dejado. Que María, cuya fiesta de la Asunción celebramos pocos días después, haya acogido junto a su Hijo a este querido "hermano obrero".

2003-31

La Provincia de los Estados Unidos de América recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano EDWARD PROCHASKA, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 1 de Agosto de 2003, en Dayton, Ohio, a los 93 años de edad y 72 de profesión religiosa.

Edward Prochaska nació el 10 de abril de 1911 en Cleveland, Ohio, hijo de Thomas y Bertha (Votruba) Prochaska. La familia permaneció en el área de Cleveland, donde el Hno. Edward asistió al Cathedral Latin High School y al Cleveland East Tech antes de ingresar en el Noviciado en Mount Saint John en Dayton. Hizo sus primeros votos en 1932, y la profesión perpetua en 1936.

El Hno. Ed comenzó su actividad como profesor en la escuela primaria St. Mary de Cincinnati. Pero el descubrimiento de su auténtica vocación profesional se produjo en 1934 cuando comenzó a trabajar con el papel y la tinta como impresor para la Marianist Press en Dayton. "Le entusiasmaba la impresión " decía el P. Paul Vieson, Superior de la comunidad de Alumni Hall en Dayton en la que el Hno. Ed ha vivido hasta su fallecimiento. "Era un auténtico artesano y lamentaba que la industria de la imprenta se haga hoy mayormente a través de ordenadores".

En su trabajo como impresor, el Hno. Ed cuidaba hasta el último detalle para que todo estuviera bien. "No admitía las chapuzas" dice el Hno. Joe Mariscalco que trabajó durante dos años con Ed en la Marianist Press. Dedicó más de 40 años de su vida a editar materiales para la Compañía de María, para algunas publicaciones católicas y para la Universidad de Dayton.

En 1956 el Hno. Ed dejó el trabajo de la imprenta y comenzó a ocuparse de tareas de mantenimiento, primero en la Universidad de Dayton como director del departamento de edificios y jardines, y posteriormente en Chaminade-Julienne High School en Dayton y en la Administración Provincial de Cincinnati en High Acres, en Dayton. "Reciclaba todo - dice el P. Vieson - clavos, cerraduras, tornillos, y cualquier otra cosa. Si alguien necesitaba arreglar algo, Ed era el hombre al que había que acudir. Podía hacer casi todo: fontanería, electricidad, carpintería...todo le resultaba fácil." Tenía una constitución de hierro y una gran fortaleza y las puso al servicio de su misión mientras vivió. "Llevaba una vida muy sencilla y austera, entregado a la vida religiosa y a ser fiel a los votos que había emitido", dice el P. Vieson.

En 1972 Ed regresó de nuevo al mundo de la imprenta, colaborando con la Universidad de Dayton hasta la víspera de su muerte. "Era un auténtico hermano obrero" dice Joe Mariscalco. "Murió con las botas puestas".

El Hno. Ed murió debido a un ataque de corazón mientras estaba comiendo en la Universidad de Dayton. Descanse en paz.

2003-30

La Provincia de los Estados Unidos de América recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano GEORGE N. SCHUSTER, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 26 de Julio de 2003  en San Antonio, Texas, a los 93 años de edad y 76 de profesión religiosa.

George Schuster nació en Chicago el 10 de septiembre de 1910, hijo de George y Susan Kaiser Schuster. Poco después de su nacimiento, la familia se trasladó a Dyersville, Iowa. Allí, tanto él como su hermano Louis, conocieron a los marianistas.  George entró en el postulantado de Maryhurst, St. Louis, en 1924 y en el Noviciado en 1926. Emitió sus primeros votos en Maryhurst el 15 de agosto de 1927 y los perpetuos el 2 de agosto de 1932 en el Chaminade College Preparatory High School. El Hno. George obtuvo su título de bachillerato en agosto de 1932 en St. Mary's University. Tras un año en el escolasticado de Maryhurst, comenzó su carrera docente en 1928 en Saints Peter and Paul School de St. Louis. En 1929 fue enviado a St. Mary's Academy (el actual Central Catholic High School) en San Antonio. En 1932 regresó como profesor a Maryhurst. El mismo año fue enviado a enseñar en St. Michael's High School en Chicago. Estudió en la Loyola University, obteniendo su licenciatura en agosto de 1935.

El Hno. George regresó a St. Louis para desarrollar allí el resto de su actividad profesional. Entre 1935 y 1938 enseñó en el escolasticado de Maryhurst, haciéndolo luego en South Side Catholic (St.Mary's) High School entre 1938 y 1946. Siendo todavía joven, se diagnosticó al Hno. George distrofia muscular. Los médicos le dijeron a comienzos de los años cuarenta que moriría hacia 1947. Sobrevivió 56 años más.

Fue mientras enseñaba inglés en St. Mary' s donde el Hno. Schuster comenzó la obra de su vida, el amor de su vida,  que fue el convertirse en editor en la Catholic Authors Press. Creó esa editorial en respuesta a la petición papal de que la Iglesia y las escuelas promovieran literatura católica de calidad. En efecto, Pio XI había escrito: "En vano construís escuelas e iglesias si al mismo tiempo no construís también una buena literatura católica".

En 1947 el Hno. Henry Ringkamp ofreció al Hno Goerge espacio para la Catholic Authors Press en la McBride High School en St. Louis. Al año siguiente, la Provincia de St. Louis habilitó para ese uso el antiguo Noviciado de Maryhurst. Durante los siguientes 40 años, George vivió y trabajó allí, publicando folletos que contenían selecciones de reconocidos autores católicos en los diversos campos de la poesía, biografía, historia o ficción. Se vendieron más de 150.000 ejemplares del popular Catholic Authors of the Past and Present para estudiantes de secundaria, que incluía reseñas ilustradas de libros católicos, historia de la literatura católica, y biografías de  autores católicos. Crown Editions fue una serie para estudiantes de secundaria que incluía estudios monográficos de una obra determinada así como una guía para el profesor. Entre los títulos publicados cabe destacar la obra de G.K.Chesterton Balad of the White Horse, así como la de Gertrude von Le Fort, The Song and the Scaffold. El Hno. George visitó muchas escuelas para dar charlas y promover la lectura de la literatura católica. Formó una gran colección de libros raros y agotados. Muchos religiosos le ayudaban durante los veranos en la Catholic Authors Press. En 1989 el Hno. Schuster tuvo que poner fin a su actividad debido a su precaria salud, y retirarse a la Residencia Marianista del campus de la Universidad St. Mary en San Antonio.

El Hno. Francis Haug, que trabajó con el Hno. George en 1947, decía de él que era un gran conferenciante y que tenía un dominio impresionante de lengua y de inglés.. "Era una delicia escuchar a uno de nuestros mejores profesores de inglés. Era un gran trabajador, un perfeccionista". Al Hno. Earl Leistikow le impresionaba la entrega del Hno. George a su tarea. "Aún habiendo sido diagnosticado de distrofia muscular cuando aún era joven, siguió adelante y logró grandes resultados en su vida". El Hno. Louis Mason dice que cuando alguien preguntaba en estos últimos años a George qué estaba haciendo, siempre respondía: " Estoy esperando". Ya ha terminado la espera del  Hno. George. Descanse en paz.

2003-29

La Provincia de los Estados Unidos de América recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano BERNARD C. STUEVE, sacerdote, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 26 de Julio de 2003, en Dayton, Ohio, a los 96 años de edad y 77 de profesión religiosa.

Bernard (Ben) Stueve nació el 19 de febrero de 1908 en Wapakoneta, Ohio. Era uno de los cinco hijos de Julius y Mary (Wahrer) Stueve. Ben estudió en la escuela preparatoria de la Universidad de Dayton, donde se graduó en 1925. Ingresó al Noviciado en Mount Saint John, donde tras completar su preparación emitió los primeros votos el 15 de agosto de 1926. Cinco años más tarde, el 10 de agosto de 1931, hizo sus votos perpetuos en la Capilla de la Inmaculada Concepción de la Universidad de Dayton.

Su pasión por la enseñanza comenzó en la Universidad de Dayton en la que se había graduado en 1929. En su primer año como profesor fue asignado a la Cathedral Latin School en Cleveland donde enseñó lenguas y religión y donde se encargó de la animación de la pastoral de grupos juveniles. Al año siguiente enseñó en Chaminade High School en Mineola, Nueva York. Ben, un "hombre para todo", enseñó español, latín, griego, alemán, inglés, historia, religión, psicología y filosofía.

En 1934, Ben comenzó sus estudios en el Seminario de Friburgo. Hasta entonces su padre no estaba muy contento con la vocación del hijo, pero poco a poco fue cambiando de opinión. "Me acuerdo de él, de pie, en el andén de la estación mientras yo partía para Europa. Tenía 67 años y lloraba, sintiendo que no iba a vivir hasta mí regreso...Durante casi tres años me escribía fielmente todas las semanas. Recibí su última carta una semana después de su muerte". El Padre Ben fue ordenado el 2 de abril de 1938 en Suiza.

Una vez regresado a los Estados Unidos fue enviado en primer lugar  como capellán y docente al Catholic High School en Hamilton, Ohio, para ser  seguidamente destinado a la Universidad de Dayton. Al año siguiente realizó un master en la Catholic University of America, para completar su formación en Enseñanza de la Religión. De 1943 a 1948 fue destinado como enseñarte al Colegio de San José en Puerto Rico, adonde volvería a regresar en los años 1961 a 1966 como Superintendente de los Colegios Católicos de Puerto Rico y de las Islas Vírgenes.

El P. Ben dedicó muchos años de su vida a la Universidad de Dayton, tanto como profesor como en tareas administrativas. En los años 70 trabajó como párroco y capellán de hospital en Cincinnati, y luego, tras un año en Gainsville, Florida, asumió la capellanía del Alumni Hall Marianist Care Center en Dayton hasta 1985.

Una vez jubilado, el P. Ben vivió en la comunidad marianista de Hollywood, Florida, y en la de Alumni Hall en Dayton, antes de ser trasladado al centro de salud de Mercy Siena, en Dayton. "Era un hombre tranquilo, con sentido del humor y que nunca discutía" dijo de él Jim Vorndran, SM, que trató al P. Ben en sus últimos años.

Hombre de oración, Ben escribió en una ocasión: "Nadie logra alcanzar con éxito un objetivo,  ni tan siquiera acercarse a él, si no es haciéndolo oración". Descanse en paz.

2003-28

La Provincia de Francia recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano NICOLAS MATTER, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 11 de julio de 2003, en Antony, Francia, a los 93 años de edad y 76 de profesión religiosa.

Nicolás Matter pertenece a la generación de religiosos marianistas, nacidos en esta tierra de Alsacia entonces anexionada a Alemania como consecuencia de la guerra de 1870, hasta el final de la primera guerra mundial. Esas circunstancias históricas explican a la vez el apego de esta población colocada sucesivamente bajo la autoridad francesa y la alemana varias veces y los sufrimientos de una provincia desgarrada en lo íntimo de su alma. Fue el 26 de febrero de 1911 cuando Nicolás MATTER vio la luz  en Lupstein (Bajo-Rin), en el seno de una familia numerosa, profundamente cristiana. Será feliz a lo largo de su larga vida de gloriarse de un rico pasado histórico de su ciudad natal. Después de las horas sombrías de la primera guerra mundial y la enseñanza primaria en alemán, entra en el postulantado de St Hippolyte en la primavera de 1923, después en Rêves, en Bélgica, desde el año siguiente, donde continúa su formación hasta 1926. Después de un año de noviciado en St Remy, bajo la dirección del P. Schellhorn, hace los primeros votos el 12 septiembre de 1927 y luego el escolasticado en Rêves de 1927 a 1930.

La vida de Nicolás estará luego marcada por una serie de comunidades donde va a realizar su misión de profesor y educador de niños de la escuela primaria. Primero estuvo en el oeste de Francia: St Thégonnec (1930-31) en Bretaña; después en Boupère (1931-32) y Clisson (1932-33) en Vendée, antes de una primera estancia en Antony, precedida del servicio militar (1933-34). Es de nuevo en Antony donde ejerce de 1935 a 1939. Movilizado en agosto del 39, vive los meses de la « extraña guerra » antes de ser hecho prisionero en junio de 1940, después internado en Suiza como alsaciano. Una tercera estancia en Antony de 1941 a 43, después La Rochelle (1943-44), Paris, calle Pétrelle, (1944-45) ; de nuevo una estancia en Vendée, en Beauvoir sur Mer (1945-49). De nuevo a la calle Pétrelle, en París (1949-55). Nicolás permanecerá  a continuación 5 años en el este de Francia en Grandvillars (1955-60) antes de volver a Antony donde termina su carrera de profesor en 1979. Pero aunque oficialmente retirado en la Casa St Jean, presta todavía múltiples servicios a la l’Institution Ste Marie de al lado asegurando la vigilancia de los alumnos de 6º además del servicio de fotocopia del colegio.

En su carta del 07.07.97, algunas semanas antes del 70 aniversario de su primera profesión religiosa en la Compañía de María, el superior general escribía al jubilar: « En el curso de los largos años de servicio, ha sido profesor, vigilante y prefecto, sobre todo en Antony. Tal vez ha experimentado de manera personal la verdad enunciada en nuestra Regla de Vida :’Las obras educativos son para nosotros un medio privilegiado de formación en la fe. Permiten sembrar, cultivar, hacer crecer y hacer fecundo el espíritu cristiano en las almas’ (art. 74). Dios solo sabe cuántos alumnos, padres, amigos y cohermanos ha influenciado durante sus largos años de servicio, pero agradecemos al Señor sus gracias y os agradecemos también vuestra fidelidad».

Disminuido por las dificultades de movimiento en el curso de sus últimos  años de su larga existencia, Nicolás no se resignó a la inactividad, nunca se abandonó. Con una voluntad tenaz, con una energía ejemplar, se podría decir con un obstinación edificante, nuestro hermano luchó hasta al final contra las debilidades de la edad. El 11 de julio de 2003, día de la fiesta de San Benito, nuestro patriarca y patrón en la vida religiosa nuestro hermano nos ha dejado en un establecimiento hospitalario de Chatenay-Malabry donde había sido admitido algunos días antes. Que María lo admita « en el seno de su ternura maternal».

2003-27

La Provincia de Zaragoza recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano MELCHOR ALEGRE, sacerdote, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 11 de julio de 2003, en Vitoria, España, a los 75 años de edad y 56 de profesión religiosa.

Melchor Alegre González nació en Mazueco de Lara (Burgos) el 4 de enero de 1929. Sus padres se llamaban Vicente y Gregoria. De 4 hermanos, uno se hizo franciscano y Melchor optó por ser marianista. Los otros dos contrajeron matrimonio. El 30 de septiembre de 1942 fue al postulantado de Escoriaza (Guipúzcoa). Inició su noviciado en Elorrio (Vizcaya) el 28 de septiembre de 1946 haciendo su primera profesión en esa localidad el 29 de septiembre de 1947.

Después de su profesión fue a Carabanchel (Madrid) para realizar sus estudios en el escolasticado, obteniendo el título de Bachiller. Inicia su andadura docente en septiembre de 1950, en el colegio Santa María del Pilar de Zaragoza, dando clase a los pequeños. El 15 de agosto de 1952 hace su profesión perpetua en Vitoria. En septiembre de 1955 pasa a San Sebastián, donde da clase los mayores. En 1957 va al Seminario de Friburgo para prepararse al sacerdocio. Es ordenado sacerdote en Friburgo el 17 de Julio de 1960. En el curso 1961-62 está en Roma completando sus estudios de Pastoral. En septiembre de 1962 es enviado a Escoriaza como capellán y profesor del postulantado. El curso siguiente vuelve al colegio de Zaragoza como capellán y profesor. En septiembre de 1965 los superiores le destinan a Elorrio como maestro de novicios, y en ese puesto permanece durante cuatro años. En septiembre de 1969 inicia otra faceta en su trabajo apostólico: es destinado a Almería como coadjutor de la parroquia de San Juan. Al año siguiente es nombrado párroco de esa parroquia, llevada por los marianistas y permanece en esa comunidad hasta septiembre de 1977. En esa fecha es destinado a la comunidad de María Reina, en el barrio de Eguía, en San Sebastián y allí sigue en el apostolado parroquial, como coadjutor. En septiembre de 1982 es destinado a la comunidad de Adurza, en Vitoria. Allí trabaja como capellán en el colegio de San Ignacio (colegio municipal dirigido por los marianistas) y también echa una mano a la parroquia de San Ignacio, en el barrio.

En septiembre de 1988 empieza otra etapa en la vida de Melchor, tal vez la que más ha marcado la última etapa de su vida: trabajo en la parroquia de San José Obrero de Burjassot y trabajo con los presos de la cárcel de Picassent (Valencia). Tuvo que luchar contra el ambiente y superar muchas barreras para poder actuar en la pastoral de la zona de su parroquia  (barrio marginal y formado por gente desplazada). Tras diez años de trabajo en ese ambiente, su salud empezó a debilitarse y los superiores consideraron oportuno enviarle a una parroquia rural con menos complicaciones y le destinaron a Vélez Blanco, en la provincia de Almería donde desempeñó el servicio de párroco. Allí se le diagnosticó una leucemia. Su salud fue empeorando y después de dos años fue trasladado a la comunidad de Vitoria para que llevase una vida tranquila: ya que sus fuerzas no le permitían ejercer una actividad pastoral directa.

Los tres años los ha pasado con ingresos frecuentes en el hospital y períodos en la comunidad. Sus fuerzas iban debilitándose rápidamente y el día 11, a las 6 de la mañana pasaba a la casa del Padre.

En la enfermedad Dios se le ha hecho presente. Decía con las palabras del poeta:
En medio de la sombra y de la herida
me preguntan si creo en Ti. Y digo
que tengo todo cuando estoy contigo:
el sol, la luz, el bien, la vida.

El P. Melchor era un hombre culto (Licenciado en Filosofía y en Teología) y le gustaba estar al día en los más diversos temas. Hombre inconformista y luchador tenaz, no le importaba tener que combatir contra costumbres ya establecidas si él consideraba que era algo injusto. Gran devoto de la Virgen Fue muy sensible a los que viven en el “pozo de la marginación” y así lo vivió en los diferentes ambientes en los que trabajó: los pescadores de la Chanca y especialmente con los presos de Picassent (Valencia) y sus familias.

Melchor era un hombre cordial, de buen humor, comunicativo, que creaba amistades en los que se relacionaban con él. Eso se ha visto en sus últimos años con las numerosas visitas de amigos que se había ganado en los diferentes lugares. De estatura pequeña, era un gran hombre en su pensar y en su obrar, movido por criterios evangélicos y de fe. Se mostraba siempre agradecido por lo que se hacía con él, y en especial ha agradecido los cuidados que la comunidad de Vitoria le ha proporcionado en los tres últimos años así como las visitas y atenciones de sus familiares y amigos.

2003-26

La Región de Suiza recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano EUGENE CLARET, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 9 de julio de 2003, en Sion, a los 91 años de edad y 74 de profesión religiosa.

Eugène Claret nació en Monthey (Valais) el 16 de octubre de 1912. Su padre, Auguste, era empleado ferroviario, y su madre, Eugénie Mollié, venía de Châtel d’Abondance (Haute-Savoie). Eugène tuvo tres hermanas : Augusta, Noëlle y Flory. Siguió las clases de primaria en su pueblo de origen. Después fue al postulantado de Martigny ; de 1925 a 1928, siguió el bachillerato clásico. Entró en el noviciado de St Remy-Signeulx (Bélgica); el P. Schellhorn fue su padre maestro. Eugène hizo allí sus primeros votos el 12 septiembre de 1929. Escolástico en Rèves (1929-1930) después en la Villa St Jean de Friburgo (1930-1933), terminó el bachillerado en junio de 1932 en Besançon. Realizó la escuela de reclutas en Coire de julio a noviembre de 1932. Enseña en la clase industrial de Martigny durante tres años. El 15 de agosto de 1935 emite sus votos perpetuos en Antony (Francia). De 1936 a 1939, estudia en la universidad de Friburgo haciendo al mismo tiempo de vigilante en la Villa St-Jean. Obtiene su licenciatura en Letras.

Comienza entonces un largo periodo de enseñanza en la Escuela Normal de Magisterio de Sión (Valais), de 1939 a 1964. Además de los cursos de francés, enseña dibujo y trabajos manuales. Aporta su contribución a la Escolanía de pequeños cantores de Nuestra Señora y a un octeto de jóvenes de magisterio, “ la Joie de Vivre ». Funda el ODIS (Oficio de documentación y de información escolar).  Es durante mucho tiempo el redactor de « l’Ecole Valaisanne ». Durante los veranos da numerosos cursos de perfeccionamiento para maestros. Es también experto en civismo en las escuelas de reclutas.

En 1960, es nombrado Inspector de la Provincia de Suiza, tarea que asume hasta 1967. Sucesor del P. Louis Boucard, dirige el Colegio Ste Marie de Martigny de 1964 a 1978. En otoño del 78, empieza un retiro muy activo en el seminario de Regina Mundi de Friburgo: residencia de estudiantes, biblioteca, redactor de « Informations », ecónomo…Eugène Claret escribe numerosos artículos de pedagogía y hermosas páginas sobre la Virgen María. Filatélico de renombre, se interesa sobre todo a los « sellos marianos » de los cuatro puntos del mundo. De octubre  de 1984 a 1986, vuelve a Sión (Chaminade) para trabajar de secretario y archivero de la Provincia. Después, de 1986 a 1999, está de nuevo en Friburgo (St Raphaël) donde se ocupa muchos años de los afiliados. Con el tiempo experimentó diversos problemas de salud : artrosis, operación del cuello del fémur, de próstata, de cataratas. Superó valientemente todas estas pruebas. A los 88 años, pide volver al sol de Sión. En noviembre de 2001, Eugène tuvo que ser hospitalizado : una neumonía y problemas en el sistema urinario.

El 16 de octubre de 2002, Eugène Claret, rodeado de sus hermanas, de la comunidad marianista y de numerosos amigos, celebró solemnemente su 90 aniversario. La misa de acción de gracias fue celebrada por su amigo, antiguo capellán de la Escolanía, el cardenal Henri Schwery y el grupo « la Joie de Vivre » se encargó de los cantos.

Al comienzo de mayo de 2003, la salud de nuestro hermano se deteriora y exige una nueva hospitalización. Y el 9 de julio por la tarde, Eugène entrega su alma generosa al Señor y se reúne con la Compañía de María del cielo.

2003-25

La Provincia de los Estados Unidos de América recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano LOUIS REILE, sacerdote, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 25 de junio de 2003, en San Antonio, Texas, USA, a los 79 años de edad y 53 de profesión religiosa.

Louis Reile nació el 13 de junio de 1925 en San Antonio, Texas. Era uno de los  tres hijos y cuatro hijas dea Louis Reile y Teresa Haass Reile. Louis fue educado en la Escuela del Sagrado Corazón de las Ursulinas y asistió al Seminario San Juan durante el último año. Se graduó en la Central Catholic High School en 1943. Estudió en la Universidad St. Mary en San Antonio y obtuvo un título de Filosofía en 1949. Durante el tiempo de la universidad asumió un papel protagonista en la Congregación Universitaria y en otras organizaciones marianistas. También trabajó en el equipo editor de Rattler, el periódico estudiantil  de la Universidad St. Mary, y colaboró en su parroquia. Estas experiencias y la influencia de los marianistas, especialmente del P. Stanley Kusman, le animaron a entrar en el noviciado en Marynook en Galesville, Wiscosin.

El P. Reile hizo los primeros votos el 15 de agosto de 1950 y los definitivos el 17 de julio de 1954, siempre en Marynook. Su carrera como profesor empezó en East St. Louis, Illinois y continuó en St. Boniface en Canadá y en St. Mary’s High School en St. Louis. Enseñó religión, inglés y periodismo y dirigió la Congregación, el periódico del colegio, el consejo de estudiantes y los comités de baile. También hizo de tutor y fue coordinador de vocaciones. En 1957, el P. Reile fue al Seminario de Friburgo, Suiza, y fue ordenado el 17 de julio de 1960. En una carta escrita antes de la ordenación, decía: “Con la ayuda de Dios y la protección especial de María, estoy totalmente decidido a entregarme totalmente a ella y gastar mi vida en la oración y el trabajo, en la forma que sea . . . con la ayuda de Dios quiero intentar ser su sacerdote para su mayor gloria.” 

Después de la ordenación fue destinado a Vianney High School en St. Louis como capellán y profesor.  Dos años más tarde fue enviado a East St. Louis. Además de sus deberes como profesor y capellán, trabajó también en la pastoral vocacional y en la dirección de los periódicos estudiantiles y de las obras de teatro. En 1965, el P. Reile obtuvo un master en escritura creativa por la Johns Hopkins University. Regresó a la Universidad St. Mary para enseñar inglés durante más de tres décadas. Durante este tiempo, asistió a las clases de la Pacific University en 1972 en Stockton, California, para continuar un programa de Estudios avanzados de Literatura.

El P. Reile fue un escritor prolífico. Entre sus obras más conocidas figuran la autobiografía Battle and Brother Louis y  Running Giant, la vida del P. Chaminade. “Es una de las obras más pedidas del Centro Norteamericano de Estudios Marianistas, ” dijo Carol Ramey, directora del centro en la Universidad de Dayton. “Sus contribuciones al progreso de la historia del Padre Chaminade continuarán más allá de su muerte.” Al P. Reile le gustaba también ejercer la creación literaria. En 1975, publicó un libro bajo los auspicios del Centro Internacional de Bellas Artes  en Southwest, Winding Flows the River, que contiene seis relatos breves y una novela corta.

En 1986, el P. Reile recibió el Premio del Profesorado por su excelencia en la enseñanza, como reconocimiento a más de 20 años al servicio de la Universidad St. Mary.  Se retiró de la dedicación plena  en la enseñanza a los comienzos de los 90 y emprendió numerosas actividades apostólicas: predicación de retiros, ministerio en las parroquias vecinas, programas de radio y televisión, y cocinero al servicio de la comunidad. Continuó escribiendo sobre muchos temas e hizo las críticas de cine para el periódico de la archidiócesis. Aunque sufrió una hemorragia cerebral en 1995, continuó escribiendo y editó obras existentes. Durante el verano de 2002, pareció que tuvo un ataque y empezó a perder su capacidad de realizar actividades físicas y mentales. Todavía viven sus cuatro hermanas: Theresa Zaldivar, Dorothy Richter y  Joyce Owerton de San Antonio y Marguerite Swanson de Houston—así como muchas sobrinas y sobrinos. Descanse en paz.

2004-24

La Provincia de Francia recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano ALPHONSE SIRLIN, sacerdote, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 21 de junio de 2003, en Saint Hippolyte (Haut-Rhin), a los 99 años de edad y 82 de profesión religiosa.

Nació en Montreux-Jeune el 1 de marzo de 1905, en la Alsacia entonces alemana, en los límites del Territorio de Belfort. Era el primero de cuatro hermanos. A los 10 años es evacuado con su familia a Faucogney, en los Vosgos del Saona. Allí permanece hasta el final de la Primera Guerra Mundial y conservará hasta el final de su larga vida recuerdos, amigos, paisajes de esa tierra. En Pascua de 1919 abre de nuevo sus puertas el Colegio de Saint Hippolyte, cerrado en 1870 por voluntad de Bismarck. El joven Sirlin estudia allí durante 15 meses, antes de ir al Noviciado marianista en Bélgica para prepararse a la vida religiosa marianista. Los noviciados de estos años que siguieron al final de la guerra fueron muy especiales. Allí se codean adolescentes como Alphonse Sirlin, y rudos soldados habituados a la vida dura, al ruido de los obuses, a la desolación y a los peligros de la guerra, familiarizados con la muerte y con heridas irreversibles. Alphonse Sirlin pronuncia sus primeros votos el 25 de septiembrre de 1921. Sigue su formación intelectual y religiosa en Rèves (Bélgica), y luego en Friburgo (Suiza). En 1926 se inicia en la enseñanza en Saint Hippolyte; hace el servicio militar en el 27º RI de Dijon; ejerce en Saint André de Colmar y luego en la Escuela Normal de Sion en Suiza. La última etapa de su formación es el seminario de Friburgo.

Es ordenado el 28 de marzo de 1936 por Mons. Besson, obispo de Friburgo. Tras un año de enseñanza en Saint Jean de Besançon, los superiores le confían la responsabilidad de los jóvenes religiosos estudiantes en «La normal de Friburgo», de la que es director hasta la movilización de 1939. Guerra falsa, rápida liberación de su prisión como alsaciano, y su condición de religioso le permite elegir con facilidad Francia. Desde septiembre de 1941 está en Sainte Marie de Belfort. Enseña Francés y Latín en los cursos 2º y 1º (los dos últimos antes del Terminal, que concluye el Bachillerato). Un curso de literatura cuidadosamente preparado y estructurado; un profesor siempre puntual, que llega antes que los alumnos; una disertación y una traducción latina o un tema cada semana, corregidos a  conciencia y devueltos de inmediato con sus comentarios. En cada clase de francés, 10 versos o un párrafo de prosa para aprenderlos de memoria: de Villon a Baudelaire, de Corneille a Marcelline Desbordes-Valmore; una recitación inteligente que hace honor a las exigencias de dicción y de expresión.

¿Diremos que el P. Sirlin era un poeta? No. Pero sus exigencias  inculcaban el respeto y el amor por el buen lenguaje, en toda su precisión y corrección. Ávido siempre de lecturas, curioso por la vida que nos rodea, dispuesto a dar una conferencia a la comunidad, a presidir una celebración. Conversador ágil y discreto en la mesa, interviene con serenidad en las discusiones, con humor a menudo, feliz al recordar sobriamente algunas anécdotas que marcaron su larga vida. En este período de guerra el P. Sirlin no fue sólo capellán y profesor, sino que también dirigía una tropa de pioneros. Tropa prohibida entonces por los ocupantes, y cuyos miembros tuvieron actividades que eran todo menos un escultismo anodino. Y todo ello con la complicidad de los padres que no ignoraban nada y le daban toda su confianza.

En 1949 es nombrado capellán y profesor en Saint André de Colmar, donde es director de 1950 a 1956, como sucesor del P. Macker; le sucedió en el cargo el P. Barb. Después de 6 años, pide ser relevado de dicha función. Vuelve a Belfort: capellanía, ayuda a las parroquias de los alrededores,a las que va en mobilette; director de Primaria, director de estudios de Secundaria, animador del cuerpo de vigilantes... y sigue siendo profesor de Francés en 2º. Con las mismas cualidades ya conocidas: puntualidad, igualdad de humor y de trato, severidad paternal y justa. Actividad desbordante, pero ni febril ni excitada, hasta septiembre de 1976, en que vuelve definitivamente a Saint Hippolyte a desarrollar una nueva vida apostólica, que ejerce aún en plena posesión de sus facultades y a pesar de su edad ya respetable. Se dedica en especial a los ancianos y a los enfermos.

El sábado 21 de junio del 2003, antes de amanecer, entrega en paz su alma y su larga vida de trabajo, de apostolado, al Señor que lo acoge: «Ven, siervo bueno y fiel, entra en el gozo de tu Señor».

2003-23

La Provincia de Francia recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano JOSEPH KNOBLOCH, sacerdote, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 17 de junio de 2003, en Saint Hippolyte (Haut-Rhin), a los 92 años de edad y 76 de profesión religiosa.

Joseph Knobloch, de la Provincia marianista de París, nacido en Altenheim el 13 de julio de 1911, el último de una familia de 4 hijos y dos hijas, vino a la S.M. invitado por  Joseph Durrenbach, el hermano de su madre el cual vivió sus últimos años en Saint Hippolyte, donde murió en 1956. Formación clásica y austera de la época: desde los 12 años en 1924, Joseph dejó la familia; un año en Saint Hippolyte; 2 años en Antony; en 1926-27, un año de noviciado en Saint Remy, en Bélgica; primeros votos, continuación de la formación en Rèves (Bélgica) durante un año, después en Friburgo (Suiza). De 1931 a 1934, hace sus primeras armas en La Rochelle, donde da clase y al mismo tiempo intenta seguir los cursos que puede de Lenguas Clásicas en Poitiers, en vistas de la Licenciatura. Después de un año de servicio militar en Metz, sus superiores lo envían al colegio Saint Etienne de Estrasburgo, en espera de su ida al Seminario de Friburgo en 1937...

Septiembre 1939: movilización, falsa guerra, retirada en el Sur donde es desmovilizado en Villefort y escapa así a caer prisionero. Retorno en octubre del 40 a Antony, donde con otros seminaristas marianistas va a poder seguir y terminar su seminario. Después de su ordenación en 1940 en Chevilly Larue, seguirán 9 años de plena actividad en Sainte Marie de la calle Monceau de París. Está allí, y no en el Congo adonde había pedido ir con los pioneros marianistas, como profesor, capellán y jefe scout. En 1950, un paso relámpago por La Rochelle para aterrizar en Burdeos de 1950 a 1954. Después de la guerra, Grand Lebrun pasa momentos difíciles, la disciplina decae, los padres tienen sus dudas… En 1950, llegan un nuevo director, el P. Braun, y un nuevo subdirector, el P. Noblot – así decidió llamarse, con un nombre un poco más pronunciable por las gentes del Suroeste. Los alumnos le llaman Titus, con el nombre del perro tan simpático y despabilado como terrible de un cómic titulado "Corazones intrépiidos". En cuatro años el P. Noblot, temido por sus cóleras, severo y justo, restableció una disciplina perdida desde hacía años, da confianza a los padres, eficacia a los estudios, lustre al Colegio. Para el P. Cazelles, entonces profesor de filosofía y futuro director del Grand Lebrun y futuro Provincial, "Titus" fue el artífice del resurgimiento del Grand Lebrun.

Después de cuatro años en Friburgo, en la Villa Saint Jean, fue llamado a  Saint Etienne de Estrasburgo para ejercer sus competencias de subdirector y encargado de disciplina, función siempre arriesgada… En fin, en 1960, lo tenemos ya fijo por más de 30 años en Sainte Marie de Belfort. Tiene gran éxito sobre todo en  los cursos 6º y 5º, como profesor de francés y de latín. El Inspector de la Academia de Belfort, Louis Legrand, lo describía así : " ¡Vuestro profesor...! es una fuerza de la naturaleza".  Y es verdad que daba la clase con todas sus fuerzas: nunca sentado, lleno de imaginación para mantener a los alumnos sin respirar, siempre activo, exigente y entusiasta, a caballo entre las lecciones y las tareas, sin tolerar ni el desorden ni la suciedad en la clase, temido y adorado…

Una vida sacerdotal que marca a los jóvenes con los que tiene contacto. Un profesor feliz. Tanto más cuanto que Sainte Marie de Belfort acababa de adquirir para ocupar a los internos el jueves y el fin de semana una propiedad a 15 km, "Champs Fleury". Joseph Knobloch va a descubrir cada semana con su motocicleta las alegrías de la jardinería, del bricolaje, de las largas conversaciones con el vecino. Llegado a Saint Hippolyte en 1992, el P. Knobloch irá debilitándose: la sordera profunda hace difícil la conversación, las goteras de la salud se multiplican... El viernes, 13 de junio, recibe con plena conciencia el sacramento de los enfermos y el martes, dijo al Señor este “sí” definitivo y eterno que había pronunciado hacía 76 años, sin jamás desdecirse. Lo acompañamos con la oración y la acción de gracias.

2003-22

La Provincia de Zaragoza recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano JOSÉ JEREMíAS ARROITA BILBAO, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 10 de junio de 2003, en San Sebastián, a los 83 años de edad y 65 de profesión religiosa.

José Arroita nació en Elorrio (Vizcaya) el 15 de septiembre de 1920 y fue bautizado ese mismo día. Fueron sus padres Marcos y Magdalena. Su madre murió cuando él era muy pequeño y poco después falleció su padre. A pesar de todos los problemas, recibió una buena educación en su familia; prueba de ello es que, de los cuatro hermanos, una hermana, Mª Teresa, se hizo religiosa de los Santos Ángeles Custodios, y él se orientó hacia los marianistas pues tenían el noviciado en su pueblo. El 16 de noviembre de 1933 fue al postulantado de Escoriaza. El 9 de agosto de 1937 ingresa en el noviciado, en Elorrio y hace su primera profesión el 5 de septiembre de 1938. Su orientación profesional al finalizar el noviciado fue la de hermano obrero.

Después de su profesión prosiguió su formación como hermano obrero en Segovia, aunque antes tuvo que pasar un período movilizado con ocasión de la guerra civil española. En septiembre de 1941 fue a Madrid (Carabanchel) donde estuvo trabajando como carpintero. El 22 de agosto de 1946 hizo sus votos perpetuos en Escoriaza (Guipúzcoa).

Con la división de la Provincia de España, en 1950, él fue destinado a la joven comunidad de Zaragoza, en la que trabajó como conductor del autobús escolar en el que recogía a los alumnos del colegio, situado en las afueras de la ciudad y que había comenzado a funcionar en el Palacio Larrinaga cuatro años antes. En 1955 fue destinado al colegio de San Sebastián, para seguir trabajando como conductor del autobús escolar apodado familiarmente “la cafetera”, a la que sucedió “la mandarina” (por su color), que fue estrenada en un viaje por tierras de Burdeos, Périgueux, Lourdes... En julio de 1962 es destinado a Madrid, para trabajar en la Editorial S.M. Allí pasó una larga estancia ocupado en diferentes tareas. Con su furgoneta recorría Madrid haciendo diversas gestiones. Estuvo encargado de la gestión del papel, de compras, y de diversas tareas administrativas. Su carácter campechano le ganó la simpatía de las personas, cada vez más numerosas, que trabajaban en la editorial y cuando en 1991 se jubiló le hicieron el regalo de un viaje a Canarias.

En septiembre de 1991, ya jubilado, volvió a San Sebastián. Allí siguió haciendo algunos recados y ayudando en la medida de sus posibilidades. Hombre cariñoso con todos, lo demostró en su preocupación por su familia de Elorrio. Un hermano suyo murió muy joven, dejando cuatro hijos. Esto le recordaba la situación en la que él se había encontrado en su infancia, cuando murieron sus padres y se quedaron los cuatro hermanos huérfanos.

José era un religioso muy de comunidad, cumplidor, servicial y comunicativo a pesar de su dificultad en el dominio del castellano, pues su lengua materna era el euskera. Su salud no fue demasiado fuerte y tuvo que ser operado de cadera, operación que le dejó bastante limitado. Por otro lado su corazón no estaba en buen estado y hacía poco que se le había puesto un marcapasos, y parece que él estaba contento. Hay que señalar que no se quejaba de sus dolencias y sabía sufrir en silencio. Llevaba vida normal y en la tarde del 9 de junio tuvo un derrame cerebral, a consecuencia del cual entró en coma y sólo resistió hasta las 5 de la mañana. Hombre sencillo, quiso irse, o el Señor así lo dispuso, sin hacer ruido, sin causar demasiadas molestias en su partida a la casa del Padre. Descanse en la Paz del Señor.

2003-21

La Provincia de Francia y la Región de Congo-Costa de Marfil recomiendan a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano, PIERRE ALPHONSE FREYBURGER, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 28 de mayo de 2003, en Clamart, Francia, a los 77 años de edad y 60 de profesión religiosa.

Pierre Freyburger nace en Giromagny, un pueblo encantador situado a unos 10 km de Belfort, a los pies del Ballon d’Alsace. Viene de una familia con una profunda fe cristiana. Uno de sus tíos paternos también fue un Marianista. Recibió la formación tradicional  de aquellos tiempos: hizo su Postulantado en la Tour de Sçay de 1938 a 1942 y fue profundamente influenciado por el P. Louis Guichard durante estos años. Empezó el Noviciado en Antony donde permaneció de 1942 a 1943, e hizo su Escolasticado en Belfort de 1943 a 1946, terminando sus estudios secundarios con un Titulo en Matemática Elemental.

Fue destinado a Sainte Marie (St. Dié), hizo su servicio militar y fue enviado a Sainte Maure (1949-51), donde su vida probablemente tomó la dirección que seguirá desde entonces nuestro Hermano. Sus Superiores le enviaron a Grangeneuve (Fribourg, Suiza) para que recibiera una formación de agrónomo. Recibió un Diploma como ingeniero en 1953. Después de una segunda permanencia en Sainte Maure, fue destinado a Réquista  para un segundo Noviciado en Castelgandolfo (Italia), antes de volver a Sainte Maure, donde permaneció 16 años. Se le encomienda la tarea de dirigir el Centre Profesional de Formación Agrícola para jóvenes adultos que se preparan a trabajar en el ámbito de la agricultura. Dio lo mejor de sí en la realización de esta tarea. Su  cercanía a los jóvenes, sus métodos pedagógicos basados en la educación a la libertad, el sistema de formación – original para esos años - con sesiones de ejercicio práctico alternadas con cursos de teoría en el centro Sainte Maure, los viajes al extranjero... todo ello hacía parte del método utilizado por Pierre Freyburger para enseñar a los jóvenes estudiantes de Sainte Maure.

Pero nuestro Hermano había expresado desde mucho tiempo a sus Superiores su deseo que lo enviaran en misión. El P. Caselles, que era el Provincial en estos años, realizando el deseo de Pierre lo envió a Costa de Marfil, donde el Hno. André Saulnier necesitaba una ayuda. Pierre permaneció allí tres años. En 1982, el Maestro de Novicios pidió que enviaran un asistente. Pierre fue destinado a cumplir esa delicada tarea; permaneció allí durante 10 años. La próxima función que se le encomienda es la de formador de los jóvenes religiosos africanos en el escolasticado de Abidján. En 1994, Pierre fue destinado al Sanctuaire Marial para unir sus fuerzas a la de los miembros de la comunidad, que había sido reconstruida en la periferia en el sur de la capital. Pierre, que poseía muchos talentos, ayudaba todos los que necesitaban consejos en el área económica o práctica. Poseía un espíritu de constructor. Fue él, junto con un arquitecto, que creó los proyectos para el noviciado de Abadjin-Doumé, el escolasticado de Riviera III y de la Maison Chaminade de Limete, Kinshasa. Últimamente trabajaba para la construcción del “Village Chaminade”, en frente del noviciado. Responsable de los trabajos, consejero técnico y supervisor, Pierre cumulaba todos estos títulos y realizaba todas las tareas. También sirvió como ecónomo, consejero financiero y colector de fondos.

Cuando volvió el 9 de mayo a su ciudad natal para descansar, fue necesario hospitalizarlo porque el duro trabajo de los últimos meses le había debilitado mucho. Pierre  permaneció en la comunidad de Maison Saint Jean (Anthony) durante un cierto periodo, antes de reunirse con su familia para un descanso bien merecido. Estos eran sus proyectos. Una crisis aguda de malaria le causó un coma profundo. Fue trasladado en el hospital de Clamart domingo 25 de mayo. Los médicos hicieron todo lo posible para reanimarlo. Era demasiado tarde. Nuestro Hermano falleció el 28 de mayo, dos días antes de celebrar su 78° cumpleaños, el 30 de mayo,  y su 60° aniversario como Marianista el 12 de septiembre.

2003-20

La Provincia de Zaragoza recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano ALBERTO ECHEVERRíA Y MARTíN, sacerdote, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 13 de mayo de 2003, en San Sebastián (Guipúzcoa), a los 75 años de edad y 56 de profesión religiosa.

Alberto Echeverría nació en San Sebastián (Guipúzcoa) el 22 de abril de 1929. Sus padres Isidoro y Nieves le llevaron a bautizar el 28 de abril. Estuvo estudiando en el Colegio Santa María, llevado por los religiosos marianistas. Terminado su bachillerato, empezó su noviciado en Elorrio el 14 de noviembre de 1946. Hizo su primera profesión en Elorrio el 15 de noviembre de 1947. Después de su profesión fue a Carabanchel (Madrid) para continuar su formación en el escolasticado. Empezó su labor docente en Valencia en septiembre de 1950. Después de tres años fue destinado a Vitoria donde continuó su tarea educadora con los mayores. El 15 de agosto de 1952 hizo sus votos perpetuos en Vitoria. En septiembre de 1956 fue destinado a la comunidad de Valencia para terminar sus estudios y en junio de 1958 obtuvo el título de Licenciado en Historia. De Valencia pasó a Friburgo (Suiza), en septiembre de 1958 para hacer sus estudios de teología y prepararse para el sacerdocio. En junio de 1960 obtuvo el título de Bachiller en Teología. Fue ordenado sacerdote el 16 de julio de 1961. Continuó un año más en Friburgo haciendo estudios de pastoral.

En septiembre de 1962 empieza su trabajo como profesor y capellán en el Colegio de San Sebastián. En 1966 se le encomienda la tarea de director del Colegio. En septiembre de 1967 vuelve a Valencia donde además de profesor y capellán desempeña la función de subdirector. En 1970 va a Antony (Francia) para hacer estudios de pastoral. En 1971 vuelve al colegio del Pilar de Valencia. En el curso de 1972-73 vive con algunos religiosos jóvenes en una comunidad “experimental” en un piso en la ciudad de Valencia aunque sigue trabajando en el colegio. En septiembre de 1973 es enviado al Colegio de San Ignacio de Adurza, en Vitoria, un colegio situado en un barrio obrero con gente inmigrante de otras regiones de España. Se encarga de la formación humana y religiosa de los alumnos. En septiembre de 1979 toma otra orientación en su trabajo apostólico: pasa a trabajar en parroquias y es nombrado párroco de la parroquia de San José Obrero de Burjassot (Valencia). Allí trabaja también en la obra social creada en torno a la parroquia llamada “Manantial”. Durante un año, da clase de Religión en un Instituto de Formación Profesional de esa localidad. En 1987 vuelve a San Sebastián pero esta vez a trabajar en la parroquia de María Reina, llevada por los marianistas, como coadjutor. A la vez da alguna clase en el colegio Santa María colaborando en la pastoral del colegio. Durante los cursos 1992-1998 desempeña el servicio de superior de la comunidad. En 1998 pasa a la comunidad de Santa María también en San Sebastián donde trabaja como capellán y como profesor de filosofía. El mes pasado se le declaró una encefalopatía que provocó un rápido e irreversible deterioro.

Alberto era un hombre vital, con un gran corazón, con vena poética. Buen comunicador, era alegre en su conversación y serio en su trabajo que tomaba con gran interés. Trabajador en su tarea de educador y en su misión apostólica, estaba dispuesto a ayudar a todo el que le necesitase. Trabajó con el Movimiento Familiar Cristiano en diferentes momentos. Desde diferentes misiones procuró trabajar por una Iglesia renovada y al servicio de los pobres. En estos últimos años supo estar disponible para trabajar en favor de los religiosos jubilados promocionando encuentros entre los religiosos mayores de la Provincia de Zaragoza. Pero esta preocupación por los religiosos mayores no es de ahora: ya en 1976 se pensó en una Comisión en la que Alberto estaba implicado. Recto en su proceder no dudaba en afrontar los problemas tanto en la convivencia como en el trabajo apostólico. Aunque nunca había gozado de una salud demasiado fuerte, se tomaba sus achaques con humor y sabía sufrir sin hacerse el mártir. Quede con nosotros ese recuerdo del religioso cumplidor, del sacerdote que trabaja por las ovejas que más cuidados necesitan.

2003-19

La Región de Austria/Alemania recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano, WILHELM KREUTZER, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 7 de mayo de 2003, en Pregarten, Austria, a los 88 años de edad y 70 de profesión religiosa.

Wilhelm Kreutzer nació el 1 de diciembre de 1915 en Unlingen, cerca de Ulm, en Alemania. Era el octavo de diez hijos. Después de estudiar durante algunos años en el liceo de Riedlingen, entró en el postulantado de Freistadt e hizo su noviciado en Greisinghof, donde emitió sus primeros votos el 20 de agosto de 1933.

Después de terminar en Freistadt su formación para poder enseñar, empezó en la Universidad de Graz los estudios para obtener una licenciatura en inglés y francés. Al mismo tiempo era prefecto en el Marieninstitut. El Hno. Kreutzer hizo sus votos perpetuos el 23 de julio de 1939 en Freistadt. Poco después fue llamado a filas por la  Wehrmacht. Después de estar durante un breve período prisionero de guerra, regresó a Graz en 1945. Terminó sus estudios en 1952.

Enseñó en el seminario de la diócesis de Linz de 1952 a 1953. Después estuvo en el Marianum de Fulda, donde fue profesor y educador de 1953 a 1986. Su primera preocupación fue la buscar el bien de sus alumnos, guiándolos hacia el buen uso de la libertad. Se le veía a menudo durante las vacaciones de verano pintando las paredes de la casa. Apreciado por todos sus alumnos, les trataba a todos con la misma amabilidad, fueran o no buenos estudiantes.

Estuvo dispuesto en 1986 a dejar Fulda después de haber trabajado allí durante 33 años para ir a Greisinghof. Se le confió la responsabilidad de Secretario Provincial y se ocupó de las traducciones, de diversos trabajos y del envío del boletín « Marianist », además de regar las plantas de la casa.

Willis estaba dotado de una grande sensibilidad musical; se ocupaba de los coros durante las liturgias y muchos años formó parte del coro de Fulda. Acompañaba con el órgano las misas que se celebraban en  Greisinghof.

Fino y sensible, el Hno. Kreutzer supo animar a sus cohermanos a vivir como él una vida marianista auténtica y activa. Recibía agradecido toda palabra de alabanza; se mantuvo fuerte, incluso cuando su vida experimentó el peso de la duda y de la inseguridad.

Su sentido de la economía era impresionante lo mismo que la ausencia total de necesidades personales. Estaba dispuesto siempre a defender al que era tratado injustamente. Los últimos años de su vida fueron años de sufrimiento a causa de una pérdida progresiva de la memoria. Sufría mucho porque estaba habituado a servir a los que tenían necesidad de él. Se encontraba desde el 2000 en la Casa de Retirados de Pregarten donde recibía los cuidados que necesitaba.

2003-18

La Provincia de Madrid recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano, áNGEL GALLO RENES, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 6 de mayo de 2003, en Madrid, a los 87 años de edad y 69 de profesión religiosa.

Ángel Gallo nace el 20 de enero de 1917 en Covarrubias (Burgos). Ingresa en el postulando de Escoriaza con trece años de edad. Tres años más tarde inicia su noviciado en Elorrio, donde emite sus primeros votos el 10 de julio de 1934. Tras tres años de escolasticado, en plena guerra civil española, tiene que acudir al frente de batalla. Permanece en el ejército hasta unos meses después de que se restablezca la paz. En esos tiempos difíciles mantiene todo el contacto posible con sus superiores y con otros religiosos marianistas también movilizados. La correspondencia de estos años refleja su preocupación religiosa y su interés por informar y ser informado de la situación de otros religiosos marianistas jóvenes.

Terminada la guerra obtiene el título de Magisterio. El 15 de agosto de 1942 se consagra definitivamente a Dios en la Compañía de María al realizar su profesión definitiva. Pasa sus catorce primeros años de trabajo misionero dedicado a la educación en los Colegios de Yurre y Madrid (Nª Sª del Pilar y Fundación Santa Ana y San Rafael). En éste último asume la función de Director desde 1951 a 1953.

Comienza a continuación la tarea que le va a ocupar el resto de su vida activa. De 1953 a 1964 es Administrador de los Colegios de Nª Sª del Pilar de Madrid y de San Felipe Neri de Cádiz. La Administración General le pide que asuma esa misma responsabilidad en el Seminario Regina Mundi de Friburgo. Los religiosos que fueron  seminaristas entre 1964 y 1969 guardan muy buen recuerdo de él. Forma parte luego del equipo directivo del Colegio Mayor Chaminade en Madrid, allí es muy querido por el personal colaborador y por los colegiales; continúa como Administrador durante todos los años en que permanece en el Colegio la comunidad marianista. En 1977 es trasladado al Postulantado de Carabanchel, siempre con la misma función que cinco años más tarde pasa a ejercer en la comunidad de la Administración Provincial. En 1997, ya con 81 años y enfermo, deja su trabajo habitual.

Durante toda su vida cultiva su gran afición a la música: es un gran cantor, primero en los actos comunitarios o colegiales. Desde sus años del Colegio Mayor Chaminade se integra en la coral universitaria Santo Tomás de Aquino. Con ella lleva su música por buena parte del mundo, desde Polonia hasta América del Sur. En el tiempo que pasa en la Administración Provincial forma parte de la coral de la Parroquia de Santa María del Pilar, a la que pertenece la comunidad. Los últimos años de su vida, ya muy delicado de salud, sigue participando en él: aunque las fuerzas no le acompañan, todos los domingos sube las escaleras del coro para alabar a Dios con su cántico todos los días nuevos.

Mientras tanto, la enfermedad ha ido minando su salud. Una hemorragia esofágica crónica le debilita continuamente. Necesita transfusiones de sangre muy frecuentes. Al analizar el resultado de los análisis clínicos, los médicos no se explican cómo se prolonga tanto su existencia: “Vive porque tiene ganas de vivir”, dicen. El último año es trasladado ya a la enfermería provincial. Sigue necesitando transfusiones continuas. Su estado se va deteriorando. En su última estancia en el hospital ya no responde a los tratamientos; la situación se complica porque se ve afectado por una infección hospitalaria. De vuelta a casa tiene que quedar aislado en una habitación con entrada restringida para evitar el contagio de su infección. El 6 de mayo, Ángel que ha deseado siempre vivir, pasa a la vida plena. El coro de la Parroquia de Santa María del Pilar tiene ahora una voz menos, pero el de los ángeles del cielo se ha visto reforzado con un buen tenor.

2003-17

La Región de Japón recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano, EDOUARD BILLMANN, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 01 de mayo de 2003, en Tokyo, a los 91 años de edad y 72 de profesión religiosa.

Edouard Philippe Billmann nació en Wingen, Lembach, Francia, el 10 de noviembre de 1912.  Era el tercero de cuatro hijos. Su padre, Louis, fue movilizado en el 1914, durante la primera guerra mundial; falleció en Siberia en 1916. Edouard nunca vió el rostro de su padre. Entró en el postulantado de Saint-Hippolyte en 1928 e hizo su noviciado en St-Rémy-Signeulx (Bélgica), donde también pronunció sus primeros votos, el 12 de septiembre de 1931.  Al terminar en el escolasticado de Rèves (Bélgica) su formación como futuro profesor (1931-1934),  trabajó en Art-sur-Meurthe (Francia) durante un año antes de ser movilizado para su servicio militar (1935-1936).

Recibió en 1936 una carta del Buen Padre Kieffer, en la que le pedía de transferirse a Japón, para reemplazar a un Hermano que había pedido volver a su país después de 45 años de servicio. La respuesta del Hermano Billmann fue, por supuesto, positiva. Después de un breve mes de preparación,  dejó Marsella el 30 de octubre de 1936 y llegó a Kobe, Japón, el 12 de diciembre para dedicarse completamente a Dios en Japón – un servicio que duró casi 70 años.

Después de breve tiempo comenzó la segunda guerra mundial. El Hno. Billmann fue obligado a irse de Japón con otros 14 jóvenes franceses para unirse al ejército francés. Los informaron, apenas llegados en Indochina francesa (Vietnam actual), que Francia había sido ocupada por el ejército alemán. El grupo permaneció en Indochina para continuar su servicio en el ejército bajo las autoridades francesas y japonesas. El Hno. Billmann volvió a Japón a finales de junio de 1942, gracias a la intervención de sus Superiores Marianistas. Trabajó en una escuela para extranjeros en Kobe; dicha escuela había sido creada en esos años por los marianistas japoneses. Permaneció allí hasta el final de la segunda guerra mundial, viviendo uno de los tiempos más difíciles de toda su vida (condiciones muy difíciles por la escasez de alimentos, miedo de los bombardamientos, incendios de la escuela y de la Casa Marianista, etc.). Después del cierre de la escuela en 1946,  nuestro Hermano fue destinado a la Escuela de St. Joseph, en Yokohama, Japón.

Un año más tarde, se necesitaba ayuda en Osaka, en la Bright Star School (Meisei); en este colegio enseñó Francés,  Inglés y Religión. Permaneció casi 10 años en Osaka: fue una experiencia que consideraba como su « primer amor. » Desde 1954 hasta su muerte, el Hermano Edouard se quedó en Gyosei (Morning Star School), Tokyo, enseñando Francés, Inglés y Religión. Se jubiló en el 1996, pero siempre siguió trabajando con los que venían a visitarlo para que les enseñara  Francés o Religión.

El gobierno japonés le otorgó una decoración especial en el 1992 por su trabajo en la educación de los jóvenes estudiantes japoneses. En 1994, el gobierno francés lo decoró como « Chevalier de la Légion d’Honneur ». Se celebró el 60° aniversario de su llegada a Japón el 6 de diciembre 1999. El Hno. Edouard vivió sus últimos años en la Comunidad Chaminade para los Marianistas Ancianos. Volvió a su ciudad, Wingen, para tener la felicidad de reunirse con su hermana y con la familia de sus sobrinos. Desde 2002, sus condiciones de salud non le permitieron dejar la cama. Su falta de apetito hacía necesarios frecuentes traslados en el hospital. Una neumonía causó su muerte el 1° de mayo de 2003. Nuestro Hermano fue el último marianista francés mandado a Japón.

2003-16

La Región de Japón recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano, FUMIKAZU PAUL SUGIYAMA, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 26 de abril de 2003, en Nagasaki, a los 71 años de edad y 52 de profesión religiosa.

Fumikazu Paul (Niichi) Sugiyama nació el 10 de junio de 1932, en Kuroshima, Nagasaki, el segundo hijo varón y cuarto de los diez hijos de Pierre Toru Sugiyama y Julie Somi. Entró como postulante en la Escuela Media Taisei  en Fukuoka 1946.  La Compañía de María había recibido la escuela Taisei en 1946 de la diócesis de  Fukuoka que la había tenido como seminario.

El Hno. Sugiyama pasó al colegio Gyosei (Tokio) en 1947 para continuar su educación hasta  1951, cuando entró en el noviciado en Kiyose, Tokio. El 25 de marzo del año siguiente, hizo la primera profesión y regresó al Colegio Gyosei para completar su educación superior.

En 1957, el Hno. Sugiyama se graduó en Tokio  en la Rika University con un título en Química y fue destinado al colegio Kosei en Sapporo.  Allí enseñó química durante 14 años. En 1959 hizo los votos definitivos.

Desde 1964 a 1971, el Hno. Sugiyama fue subdirector del colegio  Kosei.  De 1971 a 1972, hizo estudios avanzados en química en la Universidad Sofía de Tokio, y de 1972 a 1973, en la Universidad de Dayton (USA).  Después de estos tres años de reciclaje, volvió a enseñar al colegio Meisei en Osaka, y en 1988 fue nombrado director del colegio Kosei en Sapporo. Durante su dirección puso toda su energía en preparar la reapertura del colegio júnior que estaba cerrado desde hacía 20 años. Antes de que estuviera de nuevo abierto en 1996, el Hno. Sugiyama había cesado de ser el director del colegio y pasó un año sabático en Via Latina, Roma. De 1998 a 2002 volvió a la enseñanza en Kaisei, Nagasaki, como profesor a tiempo parcial y el resto del tiempo lo dedicó a la teología para hacer la Licenciatura en Religión.

El Hno. Paul Sugiyama era una persona laboriosa. Para él aprender era una placer. Desde su juventud solía aprender alguna cosa nueva durante las vacaciones de verano y de invierno. Aprendía no sólo en el campo de su especialidad sino en otras materias con la idea de ir teniendo créditos para obtener otras licenciaturas. Era licenciado en química, matemáticas, enseñanza de disminuidos, inglés y religión. Era capaz también de enseñar japonés y Caligrafía. Además del carné de conducir, tenía también el de experto en calefacción, el de explosivos y combustibles. No es posible enumerar en una página todos los carnés que poseía.

El  Hno Paul gozaba de buena salud toda su vida y había aprendido Judo cuando estudiaba en la universidad. Durante su carrera experimentó sin interrupción trastornos de salud. En los últimos años sufría de diabetes y necesitaba una operación de cataratas. Cuando empezó a perder sensibilidad en las piernas y los brazos se retiraron totalmente la enseñanza en marzo 2003. Murió de un ataque de corazón en su habitación sin darse cuenta la mañana del 26 de abril.

2003-15

La Provincia de los Estados Unidos de América recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano LOUIS N. SCHOTT, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 06 de abril de 2003, en Dayton, Ohio, a los 97 años de edad y 67 de profesión religiosa.

Louis Schott nació el 27 de marzo de 1907, en Pocahontas, Iowa, el cuarto de seis hijos de Charles Schott y Anna Stelpflug. El Hno. Louis asistió a  Trinity College, una Universidad Marianista en  Sioux City, Iowa, y se graduó en 1933 con un Bachillerato en filosofía. Entró en el noviciado en  Mount St. John en Dayton en 1936 y profesó los votos temporales el 2 de febrero de 1937. Hizo sus votos definitivos el 25 de agosto de 1940.

Durante su vida, el Hno. Louis desempeñó varios puestos en la SM. Enseñó en la escuela elemental en  Immaculate Conception en Washington, D.C., y en St. John’s Home en Brooklyn, Nueva York, así como en Rockaway, Nueva York. Durante varios años, el Hno. Louis enseñó en el bachillerato economía en North Catholic High School en Pittsburgh; Cathedral Latin High School en Cleveland; Chaminade High School en Dayton; y St. James High School en Chester, Pennsylvania.

Dotado para la economía y la administración, el Hno. Louis trabajó en los asuntos temporales en muchas comunidades, incluida Mount St. John en Dayton; Chaminade High School en Mineola, Nueva York; Colegio Ponceño y Colegio San José en Puerto Rico; la casa Provincial en Baltimore; Most Holy Trinity en Brooklyn; y en St. James en Chester.

El Hno. Louis se retiró en 1972 y disfrutó de una vida activa al servicio de los mayores en la Residencia Jenkins Memorial en Baltimore. En 1976 pasó a la comunidad de Lincoln Street en Hollywood, Florida, y permaneció allí durante 18 años visitando a los mayores y ocupándose de los Asuntos Temporales. En 1991 fue a la Comunidad de St. Joseph en San Antonio, Texas, antes de pasar a la Residencia  Franciscan at St. Leonard en Centerville, Ohio, en 1994.  En diciembre del año pasado pasó junto con otros hermanos marianistas a la Residencia Mercy Siena Gardens en Dayton.

El Hno. Jim Vorndran recuerda afectuosamente al Hno. Louis como el “el hombre de los pájaros” de St. Leonards. “Le gustaban los pájaros. Tenía cinco en su habitación: un papagayo, una paloma, un par de cotorras y un canario. Acostumbraba a dar de comer a los patos en el patio de St. Leonard. Puedo ver todavía a los patos, que se habían acostumbrado a él, acudir hacia él siempre que salía.”

El Hno. Louis era miembro de los Caballeros de Colón y de la Catholic Order of Foresters, y hacía de Ministro Extraordinario de la Eucaristía. Le gustaba también bailar.

El Hno. Louis era una persona robusta que gozó de una relativa buena salud hasta el brote de neumonía pocas semanas antes de su muerte. Murió en el Hospital Miami Valley en Dayton. Todavía vive uno de sus hermanos, Francis, que habita en Waukon, Iowa.

2003-14

La Provincia de Francia recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano FRANÇOIS ISIDORE HEITZ, sacerdote, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 04 de abril de 2003, en Lavaur, a los 84 años de edad y 65 de profesión religiosa.

François Isidore Heitz nació el 5 de enero de 1920 en Geispolsheim, en Alsacia y fue bautizado ese mismo día. El primogénito de una familia de 8 hijos, de los cuales una hermana religiosa y dos hermanos incorporados a filas en el ejército alemán y que cayeron en el frente en Rusia. A la edad de 12 años, entra en el postulantado marianista  de Saint-Hippolyte, en el Alto Rin. Después de su noviciado en Saint Rémy Signeuls (Bélgica), hace su primera profesión religiosa, como marianista, el 24 de septiembre de 1938. Todavía no tenía 19 años.

Movilizado en 1940, prisionero, liberado como Alsaciano, es refractario y se refugia en La Rochelle donde aprovecha para continuar sus estudios. Es titular del carné de Antiguo Combatiente y Herido de Guerra. De 1943-1945, hace sus comienzos de enseñante como institutor en Joeuf Génibois. Durante el año 1945-1946 sigue los cursos en el Instituto Católico de París y en la Sorbona; en 1946, está en Estrasburgo como profesor y prefecto del internado. En 1948, es admitido al seminario internacional de Friburgo en Suiza. Ordenado sacerdote el 22 de julio de 1951, es destinado al Colegio Saint-Étienne de Estrasburgo, donde será casi durante 33 años profesor de alemán y de religión. El P. Isidore, licenciado en Letras, se interesa por la filosofía, por el arte y sabe apasionar a sus alumnos. Es un trabajador nato, meticuloso, incluso perfeccionista, documentándose sin cesar, profundizando sus conocimientos que sabe transmitir.

En 1985, a los 65 años, se retira como profesor. Deja Estrasburgo y va a la comunidad de Saint-Hippolyte donde se hará cargo de las parroquias de Rodern y de Rorschwir. Se descubre al P. Isidore bajo otro aspecto, Párroco y Pastor: le gusta encontrarse con las personas, se interesa por ellas, las escucha. Aunque es un tanto reservado, se muestra cordial; enseguida es muy apreciado. Ocho años más tarde, en 1993, es nombrado en Saint Avold, diócesis de Metz, en el Santuario de la basílica de Notre-Dame du Bon Secours en el equipo de animación de  la Peregrinación y al mismo tiempo tiene la responsabilidad de las dos parroquias.

Cinco años más tarde, en 1998, sus Superiores le piden dejar el Este e ir como sacerdote a la comunidad de Fiac, lejos de su Alsacia natal, para ser el capellán y asegurar un servicio parroquial; acompañaba una veintena de grupos del Rosario. Los que le han tratado más de cerca y le han conocido mejor, ha percibido su profunda cultura, su espiritualidad, su teología.

El P. Isidore era un hombre de Dios, un hombre de oración, un hombre de reflexión, deseoso de ayudar a todos a profundizar la fe. A los 80 años su salud comienza a debilitarse; su corazón le da algunas preocupaciones. Estos últimos tiempos se sentía más fatigado. Hospitalizado en Lavaur el martes, 1 de abril, estaba en  observación; la víspera de su muerte las enfermeras lo han encontrado tranquilo, jovial, evocando los recuerdos de su ministerio. Y el  4 de abril, el día de la fiesta de su santo patrón, San Isidoro, a la 1 de la mañana, Dios lo ha llamado a sí.

2003-13

La Provincia de los Estados Unidos de América recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano MARION T. PIETKIEWICZ, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 30 de marzo de 2003, en Baltimore, Maryland, a los 73 años de edad y 40 de profesión religiosa.

Marion Teofil Pietkiewicz nació el 22 de febrero de 1931, en Trenton, New Jersey. Era uno de los tres hijos de Kathryn Koryzana y Boleslaw Pietkiewicz. Después de trabajar como contable, el Hno. Marion entró en el noviciado de Marcy, Nueva York, e hizo los primeros votos el 22 de agosto 1963 y la profesión perpetua el 24 de agosto de 1966.

El Hno. Marion fue un profesional polivalente, con un Bachillerato en contabilidad del Rider College, un Bachillerato en Inglés de la Universidad de Dayton, y un Master en Humanidades y Artes Liberales de la Johns Hopkins University. También obtuvo un certificado de Estudios Avanzados de la Johns Hopkins University.

Empezó su carrera de profesor en 1965 en Chaminade High School en Mineola, Nueva York. Su destino siguiente fue en Baltimore, donde enseñó inglés y literatura desde 1974 - 1979 en Cardinal Gibbons High School. El Hno. Marion pasó los ocho años siguientes en Chaminade High School en Hollywood, Florida. En 1988 regresó a Baltimore y vivió allí hasta su muerte.

De joven, el Hno. Marion se hizo mal en una caída que aplastó parte de su columna y quedó paralizado de las piernas. Sin embargo, su amor por la literatura y la música, su corazón bondadoso y su gran imaginación en la enseñanza hicieron de él un profesor muy querido de sus alumnos. “Era un profesor muy inspirado, lleno de talento. Tenía una inteligencia brillante”, dijo el Hno. Howard Hughes, que trabajó con el Hno. Marion en Nueva York.

Como persona que superó el alcoholismo, el Hno. Marion pasó muchos años en Baltimore al servicio de los sin techo y de las personas alcohólicas. A través de muchas horas de escucha y de servicio en los Alcohólicos Anónimos, tocó suavemente el corazón de muchas personas que luchaban contra la adicción al alcohol.

“La vida del Hno. Marion estuvo llena de maravillas y de sufrimientos” dijo, el Hno. Stephen Glodek. “Pero desde la maravilla y el sufrimiento tocó muchas vidas con sus cuidados cordiales y bondadosos”.

En octubre de 2002, el Hno. Marion ingresó en el centro Genesis HealthVentures en Baltimore, donde permaneció hasta su muerte a consecuencia de un cáncer de próstata. Vive todavía su hermano Zenón, que habita en Princeton, New Jersey. Damos gracias a Dios por el don de su vida.

2003-12

La Región de Japón recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano, KIKUICHI MICHEL MATSUOKA, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 21 de marzo de 2003, en Tokyo, a los 99 años de edad y 80 de profesión religiosa.

Kikuichi Michel Matsuoka nació en Nagasaki, el 18 de marzo de 1905, hijo de  Gennsaburo Michel y Jeanne Yone Matsuoka. A los 14 años, entró en  St. Maria Gakuin situada entonces en Urakami en la ciudad de Nagasaki, y allí fue admitido como postulante de la Compañía de María. En 1922, entró en el noviciado e hizo los primeros votos en Urakami el 1 de abril de 1923.

Inmediatamente después de graduarse en Gyosei School, Tokio, en Marzo de 1926, fue destinado a la Escuela Media Kaisei en Nagasaki como profesor auxiliar y como director de la residencia. Dos años más tarde en 1928, hizo los votos perpetuos en Chaminade en Tokio.

Su larga carrera como profesor de literatura japonesa comenzó después de graduarse en el Tokio College en Tokio, en 1931, y abarcó prácticamente todos los colegios marianistas de Japón. En 1931 volvió a St. Maria Gakuin en Urakami como profesor; un año más tarde fue destinado a Kaisei en Nagasaki; dos años más tarde a Meisei en Osaka; en 1941 a Gyosei en Tokio. Desde este momento fue asignado a los colegios  Taisei en Fukuoka en 1953 y de nuevo a  Gyosei en 1954.

En 1959, el Hno. Matsuoka fue destinado a Taisei High School, Fukuoka en Kyushu, como director hasta 1962. En 1967, se retiró de la enseñanza en Tokio y se encargó de la librería del colegio hasta 1991. Después de su retiro se dedicó a enseñar el catecismo tanto a católico como no-católicos.

La característica más importante del Hno. Michel fue el ser un hombre de voluntad. Raramente se quejaba de dolores o fatigas, y el cáncer de próstata no fue descubierto. En 1998, cuando fue destinado a la enfermería aneja a Chaminade Shudoin, Tokio, se descubrió que el cáncer estaba ya en sus estadios finales y se había extendido en la pelvis, pero nunca se quejó. El 21 de marzo, el Hno. Michel murió tranquilamente en el hospital cerca de  Chaminade Shudoin, Tokio.

2003-11

La Provincia de Zaragoza recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano JUAN ANTONIO RÉGIL LAISECA, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 16 de marzo de 2003, en Logroño (La Rioja), a los 68 años de edad y 51 de profesión religiosa.

Juan Antonio Régil nació en Yurre-Urquizu, en la provincia de Vizcaya el 10 de agosto de 1935. El pueblo de Yurre, donde hubo una escuela dirigida por los marianistas, ha dado numerosas vocaciones a la Compañía de María. Fue al postulantado misionero de Segovia el 2 de octubre de 1948, inspirado por el ejemplo de su tío, marianista. Hizo su noviciado en Elorrio el 11 de septiembre de 1951 y el 12 de septiembre de 1952 hacía sus primeros votos. Después de unos años de estudio en el escolasticado de Carabanchel, fue, en 1955, como profesor y prefecto de los pequeños, al postulantado de Escoriaza.  El 15 de agosto de 1958 hizo su profesión perpetua en Vitoria. De Escoriaza pasó a la escuela rural de Elorrio (Vizcaya), en 1961, y en 1963 se encargó además de la dirección de la escuelita de tres unidades. Allí siguió hasta que se cerró la escuela en 1970.

Fue luego a Barcelona, al Colegio del Pilar, una escuela que pertenecía a la SEAT y que estaba llevada por los marianistas. Los superiores le dieron la oportunidad de hacer un reciclaje en “l’École de la Foi”, en Friburgo (Suiza), y allí estuvo durante dos cursos.

De vuelta a España (1979), los superiores le destinaron a la comunidad de Burjassot, que atiende a la Parroquia de San José Obrero. Él, daba clases en el Colegio del Pilar de Valencia y por la tarde y los fines de semana, colaboraba en las tareas parroquiales. Al cabo de tres años (1982) fue a vivir en la comunidad del Pilar y siguió con su trabajo en el colegio; se encargó también de la administración de la comunidad.

En 1996 fue trasladado a Logroño donde trabajó en el internado dando su nota optimista y alegre con los alumnos internos, procedentes de las regiones próximas. Hace un tiempo estuvo con algunos problemas de salud y fue operado de la cadera. Su estado parecía satisfactorio pero el domingo, 16 de marzo, al volver a casa se sintió mal en el camino y en pocos minutos un infarto fulminante le llevó a la casa del Padre. Descanse en la paz del Señor.

Juan Antonio era un hombre bueno, sencillo, cariñoso, servicial, un hombre de comunidad, sin complejo alguno, sin miedo a hacer el ridículo. Su preocupación por las obras de la Compañía, por las vocaciones, por los religiosos que vivían con él era admirable. Le gustaba participar en todas las actividades que se organizaban a nivel provincial. Religioso cumplidor, le causaba gran satisfacción el rezar en común, participando con su contribución a destacar las ceremonias religiosas con su música, acompañando con el armonio el canto litúrgico. Le encantaba ayudar a los alumnos levantándoles la moral, preocupándose por su vida y su familia.

2003-10

La Provincia de Francia recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano, ARSENE VOLKRINGER, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 13 de marzo de 2003, en Colmar, a los 96 años de edad y 78 de profesión religiosa.

Arsène Volkringer nació el 14 de diciembre de 1907 en Thal–Marmoutiers, fue bautizado allí el 22 del mismo mes y allí pasó toda su infancia, incluida la guerra de 1914-18, al lado de sus padres. A continuación lo encontramos en Saint Hippolyte donde hizo su postulantado que continuó en Antony. Hizo el noviciado en Saint Rémy–Signeult y después el escolasticado en Antony.

Desde 1928 es profesor en Tourcoing, pero comienza a sentir ciertas  molestias de  salud que ya no le dejarán. Lo encontramos en Rêves, en Bélgica, como prefecto, después, en Montauban como profesor, en Antony como hermano Maestro después de la guerra en la Tour de Scay ; vuelve a ser prefecto sin duda a causa de su salud  en Clisson, Art sur Meurthe, Réquista. Finalmente se establece un largo período en el Seminario Marianista de Friburgo, Suiza, donde asume las funciones de portero hasta 1989. Allí es donde da toda la medida de su entrega y donde hace numerosas amistades entre los seminaristas venidos de todos los países, y de otras personas, en particular, las religiosas.

Allí, en ese lugar tan querido de su corazón, recibía las visitas y a los residentes a los que escuchaba contarle sus problemas  y preocupaciones; a cada uno ofrecía su cordialidad y su sonrisa y se atraía el agradecimiento de todos los que lo han conocido. “Solamente, escribirá el Buen Padre Hakenewerth, solamente el Señor y la Virgen María saben sobre cuántas personas ha influido usted a lo largo de estos años durante los cuales ha trabajado de maneras tan diferentes, en la Compañía de María, pero igualmente fuera de ella, pero estamos seguros que esos largos años de servicio han sido un don especial de Dios para usted y el resultado de su colaboración con Su Gracia”. Los seminaristas de aquellos tiempos dicen que Monsieur Arsène era no sólo un buen portero sino también un excelente consejero.

Otro testimonio viene de una religiosa: “Gracias, Dios mío, por haber vivido largos años cerca de Monsieur Arsène. He aprendido mucho de él viendo su sencillez, su sabiduría, su buen carácter, su espíritu de servicio y su cordialidad con todos”.

Y además de estos testimonios entre otros muchos, Monsieur Arsène podía escribir, agradeciendo las felicitaciones que le dirigía el Buen Padre, estas líneas: “Y qué deuda de agradecimiento debo a la Compañía de María por haberme aceptado en su seno, cuando mi tío marianista, entonces profesor en Sión, me propuso entrar en su familia religiosa. Por mi vocación he encontrado la felicidad ofreciendo mis servicios a la Iglesia en la Compañía de María… Gracias sean dadas al Señor por estos caminos imprevistos que escogió para mí”.

No hemos dicho nada de su familia, pero sus lazos con cada uno, pequeños y grandes, eran muy fuertes y llenos de ternura, compartiendo las alegrías y las penas de todos y teniendo presente a todos en la oración. 

Ha terminado sus días en Saint Hippolyte, siempre sonriente, entusiasta, es decir, lleno de Dios, admirando totalmente la hermosa naturaleza, los pájaros, las nubes, los árboles, como un venerable anciano que ha conservado un alma de niño. Que descanse en la paz de su Señor.

2003-09

La Provincia de Madrid recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano JOSÉ RICARDO UNZUETA AGUIRREZABALA, sacerdote, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 5 de marzo de 2003, en Cádiz (España), a los 85 años de edad y 68 de profesión religiosa.

José Unzueta nace el 9 de junio de 1918 en Yurre, en la Provincia de Vizcaya, lugar con muchos caseríos de los que procede un buen número de religiosos marianistas. Trece años más tarde inicia su postulantado en Escoriaza (Guipúzcoa), y el 9 de julio de 1934 toma el hábito, iniciando su noviciado en Elorrio. Un año después realiza su primera profesión en el mismo Elorrio. Los dos años siguientes continúa sus estudios en Vitoria y Segovia. Comienza su actividad educadora en septiembre de 1937. Pasan 9 años hasta que es destinado al seminario de Friburgo para su preparación inmediata al sacerdocio. En ese tiempo, en 1939 se compromete definitivamente como religioso marianista con la profesión perpetúa,  trabaja en los colegios de Jerez de la Frontera, Madrid y Escoriaza, y culminan sus estudios de Magisterio y de Licenciado en Filosofía y Letras.

Monseñor Charrière le ordena sacerdote en 1948. Continúa un año más en el seminario y en 1949 inicia su  ministerio sacerdotal en el colegio de Tánger (Marruecos). Después de dos años es trasladado a Ciudad Real, donde trabaja primero como capellán y profesor y luego, desde 1957 como director del colegio y superior de la comunidad. Tras un año en La Parra como confesor ordinario del noviciado, es Superior de la comunidad de la Administración General en Roma.

En 1962 regresa a España y tras dos estancias breves en Madrid y Jerez se incorpora al colegio nuevo de Cádiz.. Allí permanecerá hasta su fallecimiento. En los casi cuarenta años de permanencia en la ciudad trabaja como capellán y profesor, hasta que debido a la edad va reduciendo su actividad. Termina sus años de trabajo como profesor de Religión en la Escuela de Enfermería “Salus informorum” vinculada a la diócesis de Cádiz; como los alumnos son futuros profesionales de la medicina, les introduce  en el difícil campo de la bioética. Mantiene con ellos una relación cercana, como se demuestra en los momentos en que por su estado de salud tiene que ser internado en el Hospital. Sus antiguos alumnos, que ahora trabajan ya en el Hospital, muestran en sus cuidados el cariño que le profesan.

Acaba sus clases en la Escuela de Enfermería en 1998, con más de 80 años de edad. Ya retirado continúa su vida en la comunidad, en la tranquilidad de la oración y en la calma de una vida que ya merece el descanso. En los primeros días del pasado febrero es ingresado en el Hospital Puerta del Mar tras sufrir un derrame cerebral. Se repone parcialmente y, antes de que pueda ser dado de alta, contrae una neumonía que ya no es capaz de superar. En la madrugada del 5 de marzo pasa a la vida eterna.

Aunque después de sus primeros años como religioso no vuelve a ser destinado a una comunidad del país vasco mantiene vivos sus recuerdos de infancia y juventud y continúa practicando el vascuence, la lengua que aprendió en su infancia. Es también un gran amante del inglés. Quiere aprenderlo como complemento a sus estudios universitarios de Filosofía y Letras. Para ello, pasa varios veranos en Inglaterra, perfeccionando su conocimiento. Eso le permite impartir esta materia a los alumnos de Bachillerato y a los seminaristas de la diócesis de Cádiz.

El P. José es más bien reservado en su comunicación con los hermanos. Sin embargo su correspondencia epistolar es grande. En  el archivo provincial se conservan más de cien cartas suyas. Las primeras son sus peticiones de ingreso en la Compañía y de renovación de votos; en ellas muestra ante todo su entusiasmo por la vida religiosa. Las que siguen contienen mucha información sobre sus distintas misiones, sus logros y dificultades, sus pequeños problemas y sus grandes ilusiones. Son el reflejo de una persona, consciente de sus limitaciones y segura de sus convicciones que se siente enviada a anunciar el evangelio como educador y como sacerdote.

El P. José ha fallecido en este primer día de cuaresma. Ha recorrido ya el camino hacia la Pascua definitiva.

2003-08

La Provincia de los Estados Unidos de América recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano JOHN EUGENE KRUS, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 4 de marzo de 2003, en Fort Worth, Texas, a los 66 años de edad y 49 de profesión religiosa.

John Krus nació el 7 de junio de 1937 en St. Louis, Missouri, hijo de John y Caroline Guzior Krus. Después de graduarse en St. Mary’s High School en St. Louis, entró en el postulantado de la Provincia de St. Louis en Maryhurst en Kirkwood, Missouri. Hizo los primeros votos el 15 de agosto de 1954 y los definitivos el 19 de julio de 1959. Obtuvo el título de Bachiller en Química en 1958 y el master en matemáticas en 1966 en la St. Mary’s University en San Antonio, Tejas.

El Hno. John fue un educador respetado durante casi medio siglo; enseñó matemáticas en los niveles secundarios y universitarios en Tejas, Missouri, Wisconsin y en la Provincia de Perú. Empezó su carrera en Tejas en 1957, enseñando dos años en St. Joseph’s High School en Victoria, Tejas; a continuación fue destinado a Central Catholic High School en San Antonio desde 1959 a 1968. El Hno. John pasó los seis años siguientes en St. Louis, enseñando en la antigua McBride High School desde 1968 a 1971 y en Chaminade High School desde 1971 a 1974. El destino siguiente fue en América del Sur, donde enseñó cinco años en la Provincia de Perú. Regresó a San Louis los años 1980-1984 para enseñar en St. John Vianney High School, seguidos de otros tres años en Thomas More High School en Milwaukee, Wisconsin.

Los años 1987-1994, el Hno. John enseñó en su alma mater, St. Mary’s University. Regresó a Chaminade High School en St. Louis para el curso 1994-1995. Desde 1995 ha sido el encargado del laboratorio de ordenadores de Nolan Catholic High School en Ft. Worth.

John fue toda la vida un entusiasta de los deportes  y le gustaba el ciclismo. Practicó el boxeo en sus tiempos de estudiante en Mary’s High School, donde le fue concedido el trofeo a la deportividad. De joven religioso entrenó y arbitró diversos deportes. Durante muchos veranos también trabajó en con el personal en Campo Tecaboca en Texas, ayudando a los participantes en la carpintería.

El Hno. John era una persona reservada, incluso tímida, que se tomó muy en serio su compromiso religioso. Vivió una vida sencilla sin ninguna pretensión. “Fue muy fiel a su vida de oración,” dijo el P. Larry Doersching. “Estaba el primero en la capilla cada mañana, incluso los fines de semana”. Desempeñó diversos servicios: como participante en el programa “Un hábitat para la humanidad” de los Católicos de Nolan; como profesor en el programa “Inglés como segunda lengua”; y como ayudante en el departamento de ordenadores del colegio. “Prestó servicios a tantas personas de manera sencilla,” dijo el P. Doersching.

El Hno. John había estado en tratamiento durante los últimos años a causa de algunos problemas cardíacos pero murió repentinamente a mediodía el martes, 4 de marzo. Descanse en paz. Viven todavía algunos familiares suyos: tres hermanos- Gene, Herman y el Hno. Sylvester Krus, CSC—y dos hermanas- Dorothy Sims e Irene Kopsky. Todos viven en  St. Louis, excepto el Hno. Sylvester, que vive en Massachusetts.

2003-07

La Provincia de Francia recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano ROGER NINFEI, sacerdote, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 28 de febrero de 2003, en Antony, a los 87 años de edad y 70 de profesión religiosa.

Roger Ninféi nació en la zona minera de Lorena el 30 de julio de 1916, durante la primera guerra mundial. De una parte, el ambiente familiar en el que se cultivan las virtudes del trabajo y la honradez y donde reinan el espíritu cristiano y unas tradiciones sólidas, por otra, la influencia de los « Hermanos de María » de la escuela de Joeuf , situada muy cerca, orientan al joven alumno hacia el postulantado marianista de Antony(1929), y más tarde al de Rèves y le llevan a entrar en el noviciado de Saint-Rémy-Signeulx (Bélgica) en 1932. El 12 de septiembre de 1933 Roger hace sus primeros votos. Su formación religiosa y universitaria sigue el recorrido clásico de los Marianistas de la época : escolasticado en Rèves, después en Friburgo, Suiza. El joven religioso hace sus primeras armas como profesor en Art-sur-Meurthe (1937-39). Después de la « absurda guerra », Roger Ninféi fue enviado a La Rochelle (Charente Maritime) donde lleva adelante sus actividades como profesor, educador y estudiante. Hay que decir que posee una inteligencia brillante y que es un trabajador nato. Después de la Licenciatura en Clásicas (1942) y la de teología (Friburgo, 1947), es ordenado sacerdote en 1946 y corona su formación teológica con el doctorado en  1948 (Instituto Católico de París).

Dos años más tarde, los superiores le confían la dirección de Sainte Marie de Monceau en Paris. Es el comienzo de la democratización de la enseñanza. En algunos años, los efectivos de este establecimiento pasan de unos cientos a mil doscientos alumnos. Las cualidades del sacerdote educador y del pedagogo son unánimemente reconocidas. Un cuerpo de profesores competentes, entregados, concienzudos, hace el resto. Este decenio ha permitido descubrir en él las cualidades que hacen de él un  « gran patrono ». También en la dirección de Sainte-Marie de Grand-Lebrun (Burdeos) que le es confiada en 1960, emprende inmediatamente la construcción de la capilla del colegio bordelés tan querido de los marianistas, ya que está situado en la ciudad que es la cuna de la Compañía de María. La capilla de Nuestra Señora de las Gracias marcará su paso por Aquitania. Pero en 1962, Monseñor Veuillot, cardenal-arzobispo de País pide al Provincial marianista de Francia proporcionar a la diócesis un religioso para la dirección del colegio Stanislas. A su llegada, el P. Ninféi encuentra esta venerable institución casi en el mismo estado en que la habían dejado los marianistas en 1903 en el momento de las leyes antirreligiosas que echaron de Francia las congregaciones dedicadas a la enseñanza. El P. Ninféi revela entonces sus dotes de constructor. Se rodea de un consejo de administración, de personalidades competentes e influyentes y así surgió de la tierra el nuevo Stanislas: edificios escolares, anfiteatros, restaurante autoservicio, piscina, gimnasio… y cuando falta el espacio en la superficie del suelo, se coloca en los sótanos lo que no se ha podido construir al aire libre.

Después de esos 8 años en los que el P. Ninféi ha dado lo mejor de sí mismo se le encomienda una nueva misión : la Dirección Diocesana de la Enseñanza Católica de St.-Etienne (Loira). Los que trabajaron con él durante ese período recuerdan sobre todo el hombre competente, que domina  perfectamente sus papeles, conocedor de los textos de la Educación Nacional concernientes a los contratos, interlocutor diplomático en el cuadro de las relaciones con las autoridades académicas, consejero eficaz de los directores de establecimientos y del cuerpo docente de  la diócesis.

Sainte-Marie d’Antony constituye la última etapa (1974-1984) de la « carrera » del P. Ninféi. Este colegio nuevo ha sido fundado en 1968 en el suburbio sur de Paris. El P. Ninféi  lo dota de las estructuras sólidas y eficaces en lo  referente a los problemas escolares así como en lo concerniente al aspecto educativo. En el curso de estos diez años el establecimiento toma su velocidad de crucero y se sitúa en pelotón de cabeza de los colegios católicos de la zona sur del departamento de Hauts de Seine.

Tan sólo a la edad de 68 años, el P Ninféi se retira. Sus  responsabilidades múltiples y pesadas han afectado su salud. Problemas cardíacos y respiratorios le obligan a un ritmo de vida más lento. Pero sus años de retiro están siempre bien ocupados. Lecturas, redacción de una monografía sobre la historia de la « Casa Chénier » de Antony, conferencias mensuales en el Sillon Catholique … ocupan el atardecer de su vida.

El último día de febrero de  2003, participa en la vida de la comunidad, hace el desayuno con sus hermanos retirados de la Maison Saint Jean y, discretamente, sin ruido, los deja en el transcurso de la tarde. Que María acoja cerca de su Hijo Jesús al marianista que tan bien ha trabajado al servicio de los jóvenes durante medio siglo.

2003-06

La Provincia de los Estados Unidos de América recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano JOSEPH EDWARD MALY, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 9 de febrero de 2003, en San Antonio, Texas, a los 72 años de edad y 54 de profesión religiosa.

Joseph Maly nació el 30 de marzo de 1931, en St. Louis, Missouri, hijo de Charles Maly y Julia Brautigam Maly. Joseph creció en el sur de St. Louis con su hermano Robert y su hermana Loretta. Hizo la escuela elemental con las Hermanas de Notre Dame en St. Wenceslaus y con las de Nuestra Señora de los Dolores. Animado por el P. Charles O’Neil, empezó a pensar en la vida religiosa durante su segundo año en St. Mary’s High School. El Hno. Maly entró en el postulantado en 1946 en Maryhurst en Kirkwood, Missouri., donde completó sus dos últimos años de Bachillerato. In 1948 entró en el Noviciado en Marynook en Galesville, Wisconsin. Hizo la primera profesión el 15 de agosto de 1949 y los votos definitivos el 16 de julio de 1955, ambos en Marynook.

Después de su año inicial de estudios universitarios en Maryhurst y en la Universidad de Dayton, formó parte del grupo fundador del escolasticado de St. Mary’s University en San Antonio. En 1952, obtuvo el diploma en Química en la Universidad de Dayton, y en 1967 recibió un título de master de Notre Dame University.

El Hno. Maly es ante todo recordado por sus días en clase  donde se encontraba a gusto sobre todo en el laboratorio de Química entre los frascos y tubos de ensayo. Su carrera como profesor de Química y de Matemáticas empezó en Tejas en St. Joseph’s en Victoria y Central Catholic High School en San Antonio.  También enseñó Ciencias y Religión e incluso fue entrenador de golf.

Su carrera de profesor comportó diversos cambios. Dejó Tejas después de sus dos primeros años para asumir un puesto en Assumption High School en East St. Louis. Tres años más tarde regresó a Tejas y enseñó otros tres años antes de ser destinado a Wisconsin, donde pasó dos años en Don Bosco High School en Milwaukee. Volvió a Tejas para enseñar durante nueve años en Central Catholic, y después  fue a St. Louis, donde enseñó durante tres años en Chaminade College Preparatory School. Su destino final y más largo como profesor fue en St. John Vianney High School en St. Louis los años 1974 – 1998.

La vocación de Hermano y profesor  de química de los jóvenes se la tomó muy en serio. En una carta en que pedía la admisión a los votos temporales en 1949, el Hno. Maly escribía: “De entre las diversas categorías de los miembros de la Compañía de María, creo que estoy llamado a ser hermano educador”. 

Sabía que la ciencia y las matemáticas agudizan la capacidad crítica de los alumnos. Decía que estaba “formando el carácter” de los alumnos y “ejercitando su capacidad cerebral” sometiéndolos a prueba en su clase de química.

Era una persona de carácter feliz.  “Estaba siempre a punto de reírse,” escribía el biógrafo de Jubilares de 1999, el año que el Hno. Maly celebró su Bodas de Oro. El Hno. Louis Mason dijo que el Hno. Maly será recordado por su “agudeza de ingenio, amplia sonrisa, y gran paciencia durante los muchos años en que se vio confinado a una silla de ruedas.” 

La pérdida de la salud le obligó a retirarse de las clases y a ir a la enfermería en la Marianist Residence en el campus de St. Mary’s University. Descanse en paz.

2003-05

La Provincia de los Estados Unidos de América recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano LOUIS T. NEUGEBAUER, que falleció al servicio de la Santísima Virgen el 1 de febrero de 2003, en San Antonio, Texas, a los 87 años de edad y 68 de profesión religiosa.

Louis Neugebauer nació el 2 de febrero de 1916 en San Antonio, Texas, hijo de Louis y Marquerite Magott Neugebauer. Tuvo cuatro hermanos y tres hermanas. Asistió al colegio de las Hermanas de la Divina Providencia y después al Central Catholic High School en San Antonio. Entre otras actividades participó en el ROTC, el Club del Rifle, y en los periódicos del colegio. Fue elegido representante de la clase en el último curso.

Influenciado por el P. Cyril Kuehne y otros, el hermano Louis entró en el Noviciado Marianista en Kirkwood, Missouri, y profesó en Maryhurst el 15 de agosto de 1935. Hizo la profesión perpetua allí el 17 de julio de 1940. Realizó sus estudios superiores en Maryhurst en la Universidad de St. Mary, donde se graduó en 1938 con el grado de Bachelor en Inglés.

Su larga dedicación a la enseñanza se realizó en dos colegios de St. Louis: South Side High School (1938-43) y McBride High School (1944-46); y en la Holy Redeemer High School en Detroit (1943-1944). En 1946 comenzó a colaborar con la Central Catholic High School, enseñando allí hasta que se jubiló en 1983. Fue profesor de religión, inglés, latín y estudios sociales. El hermano Louis trabajó también como secretario, ayudante de administración, en la papelería, entrenador de boxeo, responsable de la Cruz Roja Americana, responsable de vocaciones y coordinador de Antiguos Alumnos. Perteneció al equipo de responsables del campamento de verano en Tecaboca (Texas) durante 14 años. Su entrega se hace evidente en un informe que envía al Provincial acerca de sus deberes como secretario; bajo el encabezamiento "Horas por semana", el hermano Louis escribe: "Cada minuto que puedo encontrar". El hermano Louis siguió en actividad ya jubilado como profesor sustituto en la Central Catholic y como conductor y encargado de mantenimiento de su comunidad.

Su presencia callada fue siempre un factor positivo en la vida de comunidad; repitiendo lo que él mismo decía en su carta de admisión a la primera profesión: "Deseo sinceramente ser admitido en esta familia que busca imitar la piedad filial del divino modelo y que asiste a la Madre celestial en el trabajo del apostolado".

En 2002, se le diagnosticó al hermano Louis un cáncer de estómago. Cuando sus fuerzas decayeron, fue trasladado a la Residencia Marianista en la Universidad de St. Mary. Murió a causa de las complicaciones del cáncer el día anterior a su 87 cumpleaños. Descanse en paz.

2003-04

La Provincia de Madrid recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano JESúS PUENTE, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 26 de enero de 2003, en Madrid, a los 59 años de edad y 41 de profesión religiosa.

Jesús María Puente Sanz nace el 17 de octubre de 1944 en Monasterio de Rodilla, en la Provincia de Burgos. Monasterio es un pequeño pueblo del que es originario un buen grupo de religiosos marianistas. Doce años más tarde ingresa en el Postulantado marianista de Valladolid; pertenece a una de las primeras promociones de esta casa de formación que se inagura poco después de la división de la Provincia de España. Realiza el noviciado en La Parra, Provincia de Ávila y el 12 de septiembre de 1962 realiza su primera profesión en la misma casa del noviciado, en la nueva capilla.

Los cuatro años siguientes vive como escolástico en Carabanchel Alto. A continuación inicia su misión de educador: un año en el Colegio de Santa María del Pilar de Madrid y dos en Jerez de la Frontera. Se compromete definitivamente en la Compañía de María el 5 de septiembre del 1967, fiesta de María Reina de los Apóstoles. En 1969 inicia sus estudios de Ciencias Químicas incorporado a la comunidad del Colegio Mayor Universitario Chaminade, en años difíciles para la universidad española que vive el preludio de la transición política. En septiembre de 1974, después de estar un año en Ciudad Real, como profesor del Colegio asume la responsabilidad de superior de la comunidad. Vuelve a Madrid a continuar sus estudios y después de un año pasa a ser responsable de la formación de los postulantes que han sido trasladados de Valladolid a Carabanchel Alto. Los años siguientes transcurren en Madrid y Valladolid.

En 1990, con apenas 46 años sufre una trombosis de la que sólo se recupera muy parcialmente. Con medio cuerpo paralizado, debe desplazarse en silla de ruedas. No pierde el habla, pero muchas de sus expresiones son poco coherentes. Sus esfuerzos para una buena rehabilitación no producen el efecto deseado. Debe ser trasladado a la enfermería situada en esos momentos en el edificio de la Administración Provincial en Madrid. Necesita todo tipo de cuidados porque es incapaz de valerse por sí mismo. Cuando en 1994 se establece la nueva enfermería provincial en la comunidad de Siquem es uno de los primeros religiosos en ocuparla.

Mantiene su locuacidad, su acogida a las personas que le visitan, sus recuerdos del pasado, la mitad verdaderos y la mitad falsos. Su salud se deteriora progresivamente. Tiene que ser internado en el Hospital Doce de Octubre, prácticamente en coma. Un nuevo ataque cerebral termina de generar una situación irreversible. Fallece en  la tarde del domingo 26 de enero.

La vida tiene facetas muy duras. La larga enfermedad de Jesús, desde una edad todavía temprana hasta su fallecimiento, ha supuesto para él una experiencia difícil. El sufrimiento se ha hecho su compañero de viaje inseparable. Lo ha vivido con tranquilidad, salvo en algún momento en el que se rebelaba contra su situación. Le costaba asumir su debilidad. Una incapacidad prolongada tanto tiempo también es difícil de entender para nosotros. Sabemos que el Hijo de Dios encarnado compartió con la humanidad el dolor y la amargura; no los evitó, con su vida nos mostró que el sufrimiento también es humano y que también está en él el amor de Dios. Pero nuestra fe es débil y hay experiencias humanas que nos resultan prácticamente incompresibles.

Ahora sabemos que goza del amor de Dios y que reza por nosotros para que sepamos ver también el rostro amoroso del Padre en las circunstancias más difíciles de nuestra vida.

2003-03

La Región de Japón recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano HIDEICHI AUGUSTIN KOZASA, sacerdote, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 16 de enero de 2003, en Tokio, a los 88 años de edad y 68 de profesión religiosa.

Agustín Hideichi Kozasa nació el 5 de octubre de 1915, hijo de Ignatius Tatsuuemon y Clara Waki Kozasa en Urakami, Nagasaki. Entró en el Instituto Santa María, Escuela Apostólica en Urakami, como postulante marianista en 1928. Hizo su noviciado en Mitaka a las afueras de Tokio y emitió sus primeros votos el 1 de Abril de 1935. De 1936 a 1939 estudió en el Curso Especial de la Universidad de Tokio y obtuvo una Licenciatura en Lengua Japonesa. Entre 1939 y 1942 enseñó Japonés en los Colegios de la Compañía de María en Osaka, Tokio, y Nagasaki. Hideichi Kozasa hizo sus votos perpetuos el 29 de julio de 1940. Estuvo en el servicio militar desde 1942 a 1945. Después de la guerra fue a la Universidad Jochi (Sofía) de Tokio donde comenzó su preparación para el sacerdocio marianista. En octubre de 1949 ingresó en la Universidad de Friburgo y fue ordenado el 20 de julio de 1952. Al cabo de tres años en Suiza, regresó a Japón para completar sus estudios en el Departamento de Teología en la Universidad Jochi (Sofía). Hizo de capellán  de la comunidad religiosa y de los estudiantes en Gyosei en Tokio de 1952 a 1955, en Kosei en Sapporo de 1955 a 1959, en Chaminade en 1959 hasta 1960, y en Kaisei en Nagasaki de 1960 a 1963.

El P. Kozasa fue nombrado Provincial de la Provincia de Japón en agosto de 1963. Esto tuvo lugar en plena celebración del Vaticano II cuando las “olas” de este Concilio empezaban a llegar a las costas de Japón. El pluralismo en la manera de pensar y actuar empezó a florecer y estar al timón de la nave de la Provincia empezó a ser una difícil tarea para él. En particular, algunos de los religiosos no estaban de acuerdo con los responsables de los colegios a los que fueron enviados y el P. Kozasa, en consecuencia, sufrió mucho. Dimitió de su cargo como Provincial en marzo de 1967, sin haber completado su mandato. A continuación fue enviado al Colegio Kosei en Sapporo. Aquí empezó la construcción de la residencia de los alumnos y así ayudó a poner los fundamentos del futuro crecimiento de la institución. En 1978 fue nombrado superior de la comunidad de Kaisei y Director del Colegio Kaisei. Al final de su mandato fue destinado de nuevo a Sapporo. En 1987 fue enviado a la Comunidad Sanwacho en Nagasaki y en 1991 a Chaminade en Tokio donde pasó la etapa final de su vida.

Fue un gran entusiasta de los deportes y desde su infancia le gustó jugar al béisbol. Aunque nunca tuvo en sentido estricto una responsabilidad del béisbol, en cualquiera de los colegios a los que fue enviado se implicaba hasta tal punto que muchas veces se le consideró como el responsable “en la sombra”. Tanto en verano como en invierno, el P. Koaza era un espectador asiduo de los partidos de béisbol y animaba a voces a los jugadores.

Era una persona de natural sencillo y no le gustaba aparecer. Era muy amistoso y se relacionaba cordialmente y hablaba con todo el que encontraba. Daba gran valor a la oración personal. Cuando dejó de dar clase era corriente verlo pasar horas cada día en la capilla. Con la edad fue perdiendo el oído. Quizás por eso no se daba cuenta del excesivo volumen de su voz. Muchas veces sus oraciones “privadas” de súplica eran perfectamente audibles e incluso desconcertaban a los que estaban con él. El P. Kozasa participó en el “Movimiento Sacerdotal Mariano” y cuidaba la asistencia  a los encuentros del primer sábado de mes. Durante el año pasado tuvo la responsabilidad de la Región de Tokio al ser trasladado el responsable anterior. A pesar de sus dificultades de oído, continuó la dirección de los miembros del grupo.

El P. Kozasa fue operado de un cáncer de pulmón en diciembre de 1995. Durante un examen médico en noviembre del año pasado descubrieron que el cáncer no sólo había reaparecido en los pulmones sino que ese había extendido por los huesos. A principios de diciembre, los intensos dolores obligaron a hospitalizarlo. Murió tranquilamente en el hospital el 16 de enero de este año.

2003-02

La Provincia de Madrid recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano ANTONIO FARRÁS, sacerdote, que ha fallecido al servicio de la Santísima Virgen el 10 de enero de 2003, en Madrid, a los 92 años de edad y 76 de profesión religiosa.

Antonio Farrás Esquivel nace el 2 de noviembre de 1911 en Vitoria, capital de la Provincia de Álava. Nada más comenzar el año 1922 ingresa en el postulantado de Escoriaza (Guipúzcoa). El 3 de noviembre de 1926  inicia su noviciado en Elorrio (Vizcaya). Un año más tarde, nada más cumplir los 16 años, emite por primera vez sus votos religiosos. El día del Pilar del año 1936, nada más iniciarse la guerra civil española, se compromete definitivamente como religioso marianista con la profesión perpetua.

Pasa sus primeros años de votos estudiando en Vitoria y Segovia. Inicia su actividad docente en Tetuán (Marruecos) bajo la dirección del hoy beato Carlos Eraña. Durante la guerra es movilizado en el cuerpo de sanidad. Inmediatamente después, en 1940, termina en la Universidad de Zaragoza su licenciatura en Historia. Realiza los estudios de teología, con vistas a la ordenación sacerdotal en Vitoria y Friburgo, donde es ordenado el 10 de abril de 1943.

Desarrolla su ministerio sacerdotal en los colegios de Jerez, Valladolid y Madrid (El Pilar). En este último es superior de la comunidad y director del colegio de 1951 a 1960. Más tarde colabora también como capellán en el colegio de las religiosas marianistas que está situado a unas manzanas de distancia. De 1966 a 1990 desempeña las funciones de secretario y archivero provincial. Después, ya retirado, se integra en la comunidad del Colegio del Pilar de Madrid hasta que un derrame cerebral aconseja su traslado a la enfermería provincial en 1996.

Empieza a ser conciente de su limitación y al ver truncada su vitalidad tiene que hacer esfuerzos para aceptar su nueva situación. Estando hospitalizado, en conversación fraterna y sentida reconoce las dificultades del momento: “Cuántas veces he predicado yo la resignación cristiana y que difícil es vivirla cuando le corresponde a uno”.

Ya en la comunidad de Siquem, la enfermería, a pesar de sus dificultades de movilidad, mantiene el ánimo y las ganas de vivir. Una sordera aguda le dificulta la comunicación con sus hermanos. Lee mucho, y goza con la lectura. Poco a poco las fuerzas la van abandonando. Está cada vez más débil. Va apagándose día a día, hasta que fallece en la mañana del 10 de enero, cuando en la comunidad se recordaba el aniversario del fallecimiento de Adela de Trenquelleon.

El P. Antonio ha sido una de las personas que marcaron el rumbo en los primeros años de la Provincia de Madrid. Religioso de gran personalidad, de carácter, exigente consigo mismo y con los demás. Muy ilusionado con su vocación, deseoso de vivirla con intensidad y al mismo tiempo consciente de sus limitaciones. Concienzudo en su trabajo.

Impulsado por su afición a la historia, cultiva los estudios marianistas: entre otros escritos, pone al alcance de los hermanos una biografía cuidada del Beato P. Chaminade; la escribe por capítulos breves que va publicando número a número en “Noticias” el Boletín informativo de las casas de la Provincia.

Al revisar después de su fallecimiento el nutrido archivo personal, hemos encontrado un texto breve, en el que resume sus actitudes vitales y en el que manifiesta su deseo de que sea leído en la homilía de su funeral. Es su testamento espiritual. En el pide perdón con sinceridad por todo lo que ha podido hacer sufrir, pero sobre todo, da gracias por su vocación, por las ganas con que la ha vivido y por todos los años que ha vivido entregado a la misión. Enumera cada uno de los destinos y tiene para todos una palabra de grato recuerdo y agradecimiento. Termina pidiendo a hermanos y amigos que recen por él. Invito a los lectores de esta breve reseña que se unan a este deseo de nuestro querido P. Antonio.

2003-01

La Provincia de los Estados Unidos de América recomienda a nuestras oraciones fraternas a nuestro querido hermano, CHARLES A. WALKE  que fallecidó al servicio de la Santísima Virgen el 10 de enero de 2003, en Rockaway Beach, New York, a los 89 años de edad y 71 de profesión religiosa.

Charles Walke nació el 12 de mayo de 1914, en Muncie, Ind., hijo de Alois y Clara Clemons Walke. Fue uno de los cinco hijos. Poco después de su nacimiento su familia se trasladó al sudeste de Indiana donde frecuentó escuelas católicas en Batesville, Greensburg y Morris.  De joven asistió a la Parroquia de San Antonio en Morris.

Fue durante el octavo curo en Morris cuando el párroco, un antiguo religioso laico marianista, le animó a pensar en la posibilidad de la vida religiosa. En julio de 1928, Charles entró en el postulantado en Mount St. John Preparatory School en Dayton y se graduó en 1931. Hizo sus primeros votos en 1932 en Mount St. John y los votos definitivos en 1936 en la Universidad de Dayton.

Charles fue un hermano obrero, cuyos trabajos fueron la vaquería, la granja y el mantenimiento. De 1933-41, trabajó en Beacon, N.Y., antes de ir a Mount St. John donde pasó los seis años siguientes. Después estuvo un año en Cathedral Latin High School en Cleveland en 1947 encargado del cuidado y el mantenimiento de la casa. Al año siguiente tuvo un trabajo similar en Chaminade High School en Dayton.

En 1949, Charles fue enviado al noviciado marianista de Marcy, N.Y., donde trabajó durante 33 años. Charles se sintió muy bien en Marcy, un lugar que más tarde sería conocido como Centro de Retiros de Bérgamo Este. Aquí pudo cultivar su interés por la granja, por los jardines, y por el cuidado de la propiedad y se sintió muy apreciado.

Después de su retiro en 1982, Charles vivió en la comunidad de St. John’s of Rockaway Beach en Nueva York, donde continuó ocupándose del jardín y de cortar el césped. “Fue una presencia maravillosa en nuestra comunidad,” dijo del P. Paul Landolfi, superior de comunidad. “Lo echaremos de menos así como los grandes tomates que cultivaba cada año.”

Charles celebró su 70 aniversario de profesión religiosa en 2002.  Después de sufrir los efectos de una neumonía y un coágulo de sangre en una pierna, Charles murió en el Hospital Península en Rockaway Park, N.Y. Descanse en paz.